Portada La doble mastectomía, vinculada a más tiempo de trabajo perdido
Salud

La doble mastectomía, vinculada a más tiempo de trabajo perdido

mastectomía

Las mujeres que optan por una cirugía más agresiva para el cáncer de mama en etapa temprana tienen casi ocho veces las probabilidades de registrar interrupciones sustanciales en el empleo, según un nuevo estudio de investigadores del ’Comprehensive Cáncer Center’ de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos.

El estudio, publicado en ‘Cáncer’, entrevistó a 1.006 mujeres que fueron tratadas por cáncer de mama en etapa temprana y que tenían trabajo en el momento de su diagnóstico. El uso de la quimioterapia, la raza y las diferencias en el apoyo al empleo — incluidas las bajas por enfermedad pagadas y los horarios de trabajo flexibles– tuvieron un impacto en si las mujeres perdieron más de un mes de trabajo o dejaron de trabajar completamente después del tratamiento.

Pero la estadística más sorprendente en los resultados del estudio provino del 19 por ciento de mujeres que se habían sometido a mastectomía bilateral con reconstrucción, un procedimiento que ofrece poco o ningún beneficio para las mujeres con bajo riesgo de desarrollar un segundo cáncer.

Las mujeres del estudio que optaron por una mastectomía bilateral con reconstrucción tenían 7,8 veces más probabilidades de faltar más de un mes al trabajo o de dejar el trabajo en conjunto, en comparación con las mujeres que optaron por una tumorectomía y radioterapia.

“Fue realmente destacable, sobre todo porque no se ha demostrado que la mastectomía bilateral mejore la supervivencia y, claramente, tiene un impacto negativo en el empleo -dice la autora principal del estudio, Reshmajagsi, profesora y vicepresidenta de Oncología Radiológica en ‘Michigan Medicine’-. No está claro que esta asociación entre la agresividad del tratamiento quirúrgico y la experiencia del empleo es algo que se esté tratando en las conversaciones que los médicos tienen con los pacientes sobre la gama completa de riesgos y beneficios de sus decisiones de tratamiento”.

Estudios previos que examinaron el impacto de las decisiones sobre el tratamiento del cáncer en el empleo mostraron que los pacientes que recibieron quimioterapia tenían más probabilidades de vivir interrupciones o largas pérdidas de empleo, pero los cambios en el manejo del cáncer de mama en los últimos años han desplazado las recomendaciones de la quimioterapia cáncer para el cáncer de mama en etapa temprana.

“Pero como hemos tenido éxito en la reducción del exceso de tratamiento con quimioterapia, ahora estamos viendo un aumento paradójico en lo que puede ser un exceso de tratamiento con la cirugía —dice Jagsi—. Estamos viendo más y más mujeres eligiendo un tratamiento quirúrgico mucho más agresivo que no es clínicamente obligatorio y no mejora la supervivencia, a menudo para su tranquilidad”.

APOYAR LA AUTONOMÍA DE LOS PACIENTES E INFORMAR SOBRE LOS RIESGOS

Jagsi subraya que los médicos necesitan aprender a comunicarse con los pacientes de una manera que apoye su autonomía, pero también deben emplear datos para comunicarles que puede haber desventajas inesperadas en el tratamiento que están considerando.

“Así que cuando una mujer entra en una consulta diciendo ‘quiero quitarme los dos senos’, el papel del médico es decir ‘te escucho, te apoyaré, haremos lo que decidas hacer’ -señala Jagsi-. Pero también necesitan asegurarse de que el paciente es consciente de todas las opciones disponibles para ella, y los riesgos y beneficios relativos”.

Con el creciente uso de la mastectomía, impulsada por las revelaciones de celebridades que se han sometido a esta intervención y el creciente interés de las pacientes, es necesario seguir investigando si las consecuencias del empleo a corto plazo observadas en este estudio se traducirán en impactos a largo plazo en el trabajo y el bienestar de estas mujeres, plantean los autores del estudio.

“También necesitamos desarrollar módulos formales de capacitación para médicos y cirujanos que están tratando a las personas con cáncer para entender cómo iniciar conversaciones sobre los efectos del empleo e incorporarlas en nuestras discusiones de rutina -propone Jagsi-. No significa que cada mujer que conozca los resultados de estudio vaya a optar por no hacerse una mastectomía bilateral, pero es importante asegurarse de que aquellas que eligen ese curso de tratamiento están plenamente informadas”.

Mercedes-Benz