Portada «La ley LGTB es anticonstitucional»
Actualidad

«La ley LGTB es anticonstitucional»

cura gay

En la rueda de prensa posterior a la Comisión Permanente, el secretario general de la CEE ha respondido a dos preguntas de InfoVaticana, en las que ha reafirmado la negativa de la Iglesia Católica a admitir en los seminarios a personas con tendencias homosexuales profundamente arraigadas y ha valorado las Leyes LGTB de la Comunidad de Madrid y la sanción a Elena Lorenzo Rego.

A continuación la transcripción literal:

A la pregunta sobre la admisión de homosexuales al sacerdocio y la adaptación de la ratio fundamentalis en el sentido de no admitir a ordenes sagradas a personas con tendencias homosexuales profundamente arraigadas, ha respondido Argüello:

La ratio, que fue aprobada en la plenaria, y que está en Roma pendiente de aprobación formal, incluye esos criterios de la Santa Sede, criterios que por otra parte ya la Iglesia española había hecho suyos, que tienen que ver con el derecho de la propia Iglesia a seleccionar sus candidatos, a hacer un discernimiento sobre la madurez afectivo sexual, y a valorar desde nuestra comprensión antropológica el significado esponsal del cuerpo a todos sus niveles. No rectifiqué aquella intervención, sí que pedí disculpas porque en el desarrollo de mi respuesta pude decir algo que pudiera haber ofendido, y no deseo ofender a nadie, pero sí me ratifico en el criterio que la Iglesia tiene al respecto.

Sobre la multa a Elena Lorenzo, una coach que ayuda a personas homosexuales y heterosexuales, por la Comunidad de Madrid, y si preocupan las leyes «LGTB»:

No conozco el expediente sancionador que me refiere, pero sí conozco la ley de Madrid. Francamente la ley de Madrid, como otras en este campo, entrando por una puerta por las que todos podemos entrar, la de la no discriminación y la afirmación de la dignidad de todos, luego hace trampa. Lo que hace es una propuesta antropológica discutible, e impide que quienes tengamos otra visión antropológica podamos plantearlo, y prohíbe, bajo el nombre de un colectivo, que personas de ese colectivo puedan plantearse su propio itinerario y desear tener un acompañamiento a una cuestión que pueden vivir como un conflicto interior. Incluso en la ley de Madrid se prohíbe explícitamente el acompañamiento religioso y espiritual, lo cual es desede mi punto de vista manifiestamente inconstitucional por atentar contra la libertad de creencias, pero sobre todo de la libertad. En este momento, por parte de la Iglesia, el afirmar con fuerza el derecho a la libertad de las personas es muy importante, sino se puede ver, como en estas legislaciones, que hay autorización para cambiar de sexo y sin embargo se prohíbe incluso el debate sobre el propio género, a la hora de plantar un recorrido que puede ser de ida o de vuelta. En ese sentido la sanción nos parece preocupante, pero puede tener un aspecto valioso, que es que dé la oportunidad a discutir este asunto a fondo.