Portada La mortalidad o supervivencia al cáncer de páncreas, cuestión de 4 genes
Medicina

La mortalidad o supervivencia al cáncer de páncreas, cuestión de 4 genes

cancer de pancreas

Investigadores de la Universidad de Rochester (Estados Unidos) han descubierto que las alteraciones de cuatro genes son las principales responsables de la supervivencia de los pacientes con cáncer de páncreas, según un trabajo publicado en la revista ‘JAMA Oncology’.

Hasta ahora no estaba del todo establecida una relación entre los patrones genéticos y la progresión de estos tumores, en parte por la elevada mortalidad y rápida evolución que tienen. Y en este sentido, el tamaño de este trabajo ha sido clave ya que incluyó a 356 pacientes con adenocarcinoma de páncreas, el subtipo más frecuente, que pudieron ser operados.

Noventa pacientes fueron tratados en el Wilmot Cáncer Institute, y el resto en el Dana Farber/Brigham and Women’s Cáncer Center de Boston. Y en todos los casos, después de extirpar el tumor, los científicos pudieron extraer ADN del tumor y del tejido sano de alrededor, para proceder a su secuenciación.

El análisis se centró en la actividad de los genes KRAS, CDKN2A, SMAD4 y TP53, y los resultados mostraron que los pacientes que tenían tres o cuatro de estos genes mutados tenían una peor supervivencia libre de enfermedad (el tiempo transcurrido entre la cirugía y la recaída) y una peor supervivencia general (desde la cirugía hasta la muerte), en comparación con los pacientes con sólo uno o dos genes alterados.

“La investigación nos ayuda a comprender mejor cómo las características moleculares del cáncer de páncreas afectan al pronóstico a nivel individual y da más datos sobre cómo hacer seguimiento de estos pacientes y, lo que es más importante, diseñar futuras investigaciones”, ha apuntado Aram Hezel, jefe de la División de Hematología/Oncología en Wilmot.

Los pacientes que pueden someterse a una cirugía como parte del tratamiento a menudo sobreviven más tiempo y algunos pacientes obtienen mejores resultados cuando pueden recibir quimioterapia antes de la cirugía.

Pero gracias a una información molecular personalizada, los autores confían en poder mejorar su conocimiento de cómo puede avanzar la enfermedad en cada caso.

Revista Zero

Mercedes-Benz