Portada La OMS clasifica oficialmente la adicción al sexo gay como una enfermedad mental
Actualidad

La OMS clasifica oficialmente la adicción al sexo gay como una enfermedad mental

Sexo gay

Adicción al sexo gay

La adicción al sexo gay es un problema muy real, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una agencia especializada de las Naciones Unidas que se ocupa de la salud pública internacional.

La OMS acaba de declarar que la adicción al sexo es una condición de salud mental y la sumó en la base de datos de las enfermedades de la International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems (ICD). El ICD es la herramienta de la OMS para diagnosticar, tratar y tratar diversos trastornos físicos y mentales.

Si bien esta es la primera vez que la OMS clasifica la adicción al sexo como un problema mental, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) de la Asociación Americana de Psiquiatría tiene una lista de “Trastorno sexual no especificado”, que puede usarse para clasificar las compulsiones sexuales.

Definido como un “patrón persistente de falla para controlar los impulsos o impulsos sexuales intensos y repetitivos que resultan en un comportamiento sexual constante”, la adicción al sexo la puede sufrir una persona durante al menos seis meses y en ese lapso experimentar una angustia considerable como resultado de su adicción.

Cabe resaltar, según lo informado, que aquellas personas que tienen sexo con varios compañeros de una manera continua sin embargo no obsesiva la cual puede definirse como saludable, es decir, que no eluden ninguna responsabilidad personal ni causan angustia a ellos mismos, a sus parejas o a sus familiares, no calificarían como adictos al sexo.

La clasificación de la adicción al sexo como un problema de salud mental se produce poco después de que la OMS incluyera la adicción a los videojuegos como un trastorno de salud mental.