Portada La segunda prueba de VIH ayuda a prevenir un diagnóstico incorrecto en bebés
Investigación Más Salud Netflix España

La segunda prueba de VIH ayuda a prevenir un diagnóstico incorrecto en bebés

La segunda prueba de VIH ayuda a prevenir un diagnóstico incorrecto en bebés

Las pruebas de confirmación del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) pueden reducir sustancialmente el número de bebés en Sudáfrica que pueden ser diagnosticados falsamente como infectados por el VIH y comenzar un tratamiento innecesario, según concluye un nuevo estudio publicado esta semana en ‘PLOS Medicine’ por Lorna Dunning, de la Universidad de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica y colegas. Las pruebas confirmatorias son recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las directrices sudafricanas, pero en muchos entornos, la aceptación es baja.

La especificidad de las pruebas de amplificación de ácidos nucleicos (NAAT, por sus siglas en inglés) para el diagnóstico precoz del VIH infantil (EID, por sus siglas en inglés) es inferior al cien por cien, lo que significa que algunos bebés son diagnosticados incorrectamente con el VIH. Utilizando un modelo existente de simulación por ordenador de VIH pediátrico, los autores de este trabajo examinaron el impacto de una segunda NAAT en bebés para confirmar un primer resultado positivo. Asumieron un costo NAAT de 25 dólares, una especificidad del 99,6 por ciento y una sensibilidad del cien por cien.

LAS PRUEBAS DE CONFIRMACIÓN REDUCEN COSTOS

Sin pruebas confirmatorias, 128 de cada 1.000 bebés que iniciaron la terapia antirretroviral (TAR) en realidad no estaban infectados por el VIH, debido a diagnósticos falsos positivos; con pruebas confirmatorias, solo 1 de cada 1.000 lactantes que iniciaron el tratamiento antirretroviral realmente no estaba infectado. Debido a que una segunda ronda de pruebas evitó la costosa e innecesaria atención del VIH y el tratamiento antirretroviral en recién nacidos no infectados con el VIH, se proyectó que las pruebas adicionales proporcionarían ahorros durante toda la vida, con un costo de 1.790 dólares por bebé evaluado en comparación con 1.830 dólares sin pruebas confirmatorias.

El estudio llegó a demostrar que cuando se usan pruebas confirmatorias, el TAR debe iniciarse inmediatamente después de un primer NAAT positiva. Esperar incluso un mes hasta la realización de una segunda prueba para iniciar la terapia antirretroviral puede reducir marcadamente la supervivencia a corto y largo plazo para los bebés infectados por el VIH.

“Encontramos que el uso de una segunda NAAT de confirmación en programas de EID reducirá sustancialmente la proporción de bebés diagnosticados incorrectamente como infectados por el VIH y que han comenzado con TAR en entornos con tasas bajas de transmisión del VIH infantil como Sudáfrica”, dice Dunning.

“Si bien las diferencias de costos proyectadas son pequeñas, las pruebas de confirmación probablemente ahorren costos en una amplia gama de escenarios en Sudáfrica”, señala la autora principal del estudio, la doctora Andrea Ciaranello, del Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard, en Estados Unidos. “Las preocupaciones sobre el costo de la segunda prueba en sí misma no deberían ser la razón para evitar esta importante intervención“, concluye.

La segunda prueba de VIH ayuda a prevenir un diagnóstico incorrecto en bebés

-----