Portada Las 10 señales de que tu relación gay está a punto de acabarse
Actualidad

Las 10 señales de que tu relación gay está a punto de acabarse

relacion-gay-fin

RUPTURA inminente: los 10 signos inequívocos de que tu relación GAY tiene los días contados.

¿Hasta que la muerte nos separe? Será más bien hasta que el Grindr nos separe, porque nada es para siempre y la mayor parte de las relaciones tienen principio y fin, y ese fin no suele ser la muerte. Cuando estás dentro de una relación de pareja gay a veces cuesta reconocer los errores que pueden hacer que se precipite un final que no quieres. Desde fuera puede ser fácil ver los errores y los defectos. Para eso estamos hoy aquí, para detectar cuáles son las 10 señales de que tu relación gay está a punto de acabarse. Presta atención si realmente estás buscando un amor duradero con la que es tu pareja en la actualidad.

A veces es inevitable que el amor se agote y las relaciones se deterioren. Otras veces son los errores que cometemos o detalles importantes a los que no hacemos el debido caso. Por eso es conveniente que sepas cuáles son los síntomas de que el final de una relación gay llegará muy pronto.

https://www.instagram.com/p/BoGdy9LnhXW/?utm_source=ig_web_copy_link

1 – No le dedicas tiempo suficiente

Está claro que en los tiempos que corren todos vivimos muy ocupados y con un ritmo de vida frenético, tanto que cuesta compaginar la vida personal con el trabajo y las tareas del día a día. Claro que a veces el “estoy muy liado” es la excusa perfecta para no ver a alguien y dejar que el amor se apague. Si recuerdas cuando comenzaste tu relación, seguro que hacías todo lo posible para hacerle un hueco en tu apretadísima agenda a esa persona tan especial. ¿Ahora es que estás más ocupado que antes o que no te apetece hacerle un hueco en tu vida? Piénsalo detenidamente.

 

2 – Ya no hay química entre vosotros

Hace tanto que no siento nada al hacerlo contigo… cantaba la célebre Rocío Jurado lo que os pasa a vosotros. El sexo gay evoluciona con la relación y es muy difícil mantener la pasión y la fogosidad de los primeros encuentros. Si no compartís ya el mismo deseo sexual el uno por el otro, es probable que entréis en una rutina y una monotonía que puede afectar negativamente a vuestra relación. Recuerda que hay formas de avivar la llama del amor y el sexo gay antes de que se apague del todo.

https://www.instagram.com/p/BqJuP3lnNu4/?utm_source=ig_web_copy_link

3 – Tiene amigos nuevos “sin nombre”

Que la paranoia de los celos no se apodere de ti, pero si de pronto tu pareja tiene amigos nuevos de los que no te dice su nombre o cuyos nombre no habías escuchado jamás… tiene mala pinta. Puede no ser nada, pero apunta a que o te está poniendo los cuernos o a que (en el mejor de los casos) está reconectando con gente de su pasado, ¿y quizás preparando el terreno para una ruptura? Nadie quiere la soledad.

 

4 – Te lo pasas mejor entre amigos

Cuando empiezas una relación todo lo que pasa entre los dos te parece maravilloso y no necesitáis más para ser felices. Pero si empiezas a notar de que te lo pasas mejor cuando estás o estáis con amigos en comparación a cuando estáis solos, algo ha cambiado y está fallando.

 

5 – Cambios de hábitos

En toda relación hay una serie de costumbres, tradiciones y hábitos. Cuando desaparecen, algo malo sucede. Por ejemplo, si siempre os dabáis las buenas noches de determinada manera o siempre salíais a cenar fuera los domingos y ahora ya no lo hacéis… mal. Perder esos hábitos significa que las cosas no son lo mismo y probablemente los sentimientos tampoco.

https://www.instagram.com/p/BqEoZgRnt_Y/?utm_source=ig_web_copy_link

6 – Los celos

Y aquí hablamos de un clásico en las rupturas: los celos. Pero no nos vamos a referir a su presencia, sino a su ausencia. Si estás leyendo esto es porque temes por el futuro de tu relación. Párate a pensar en tu novio con otro en la cama. ¿Sientes celos? Si la respuesta es negativa y no tenéis una relación abierta ni nada similar, parece que ya no estás enamorado. Solo te has acostumbrado a estar con él y te cuesta pasar página.

 

7 – Os aburrís

Si cuando estáis solos ya no os lo pasáis bien y necesitáis de la presencia de otros amigos para que las cosas funcionen, algo está mal. Un síntoma de que algo va mal es que os aburrís al estar juntos. ¿Ya no hay nada memorables en los días y las noches que pasáis juntos? Las parejas aburridas no tienen futuro.

 

8 – Haces más caso a las redes sociales que a tu novio

¿Qué es lo primero que haces al levantarte? ¿Escribir a tu chico un mensaje o subir un montón de Instagram Stories y pasar horas sin saber nada de él? Tú mismo sabes la respuesta.

https://www.instagram.com/p/BpPhqo0A2mw/?utm_source=ig_web_copy_link

9 – Miras más el móvil que a tu novio

A veces llega ese punto en el que vuestros smartphones se han convertido en extensiones de vuestros cuerpos cuando estáis juntos. Si quedáis para pasar la noche juntos y el plan es estar en el sofá viendo la tele y cada uno a su bola con el móvil y sin tocarse, parece que ya no saltan chispas entre vosotros.

https://www.instagram.com/p/Bo08JlTHznN/?utm_source=ig_web_copy_link

10 – Ya no os cuidáis

Las relaciones se deterioran y la gente suele cansarse de estar con la misma persona, y a veces llega ese punto en el que estás tan casado que ya ni te cuidas y te pones en el modo “me da igual todo”. Ni te preocupes de tu imagen ni de la suya. No decimos que las parejas felices son las adictas al gimnasio, pero entre eso y el estar todo el día en pijama, haber engordado notablemente y con una barba que da miedo verla hay un punto medio sano.