Portada Las parejas gays duran mucho más tiempo juntas que las parejas de lesbianas y heteros
Interesante y Curioso

Las parejas gays duran mucho más tiempo juntas que las parejas de lesbianas y heteros

parejas-gays-duran-mas-que-las-heteros-o-lesbianas

Las parejas gays duran mucho más tiempo juntas que las parejas de lesbianas y heteros

Las PAREJAS GAYS duran mucho más tiempo juntas que las parejas de LESBIANAS y HETEROS.

Los estereotipos sobre el colectivo LGBT están a la orden del día. Prácticamente todo el mundo LGBT ha tenido en algún momento que sufrir algún comentario vejatorio o algún prejuicio por su orientación o identidad sexual. ¿Cuántas veces habrán preguntado a una pareja gay quién es el hombre y quién la mujer en la relación? Y lo mismo con las relaciones entre mujeres. Parece que a las personas homófobas les sigue asustando lo diferente, lo que no pueden controlar y sobre todo, lo diferente a ellos y a lo que la sociedad exige.

Por eso es importante meter el dedo en la llaga, recordar a los homófobos,  de la vida, sino también las personas que creen que respetan a las personas LGBTpero hacen preguntas incómodas que nunca harían a un heterosexual. Es importante señalar esas actitudes y ayudar a que no solo una persona, sino que toda la sociedad cambie y solo así podremos criar a nuevas generaciones que no entiendan que ser homosexual o transexual es algo negativo, motivo de burla o de preguntas inquisidoras que no le hacemos a personas heterosexuales.

 

Es muy importante tener claro lo que queremos, y en este caso es la igualdad. Aquí nadie pide tratos extraordinarios, más bien al contrario, que la vida privada, la orientación sexual e incluso la identidad sexual no sean noticia, no le importen a nadie, igual que no nos importa si alguien es alto, delgado, tiene el pelo largo o corto, etc.

Un reciente estudio ha asegurado que los gays duran más en las relaciones que las lesbianas o incluso los heterosexuales. El Williams Institute de UCLA ha estudiado a fondo el día a día de 500 parejas en Vermont, incluyendo a homosexuales, heterosexuales, hombres y mujeres. Y ojo, que no lo han hecho en un periodo precisamente corto de tiempo: se han pasado estudiándolos desde el año 2002 hasta 2014. Ahora han lanzado el resultado de este estudio de 12 años en la evolución de las relaciones de pareja y los resultados son mucho más sorprendentes de lo que muchos pueden pensar, especialmente si hacemos caso de los estereotipos que rodean al colectivo LGBT aún hoy en día.

En resumen, la conclusión a la que llega este largo estudio es que los hombres gays son lo menos propensos a romper con sus parejas, muy por debajo de las mujeres lesbianas y sobre todo de las parejas heterosexuales formadas por un hombre y una mujer.

La proporción era la siguiente: las lesbianas tienen la mitad de posibilidades de romper que una pareja hetero, y los gays la mitad de las lesbianas, es decir, un 25% de posibilidades menos de rompero que los heteros.

La autora del estudio, Esther Rothblum, lo tiene claro: “Otros estudios sobre la heterosexualidad y las parejas han concluido que las mujeres suelen tener estándares mucho más altos para las relaciones de calidad que los hombres. Sospechamo que estas dinámicas son similares en las parejas de lesbianas, ya que el ratio de disolución de parejas es aún más alto”.

Con esto quieren decir que el hecho de que una mujer sea exigente a la hora de buscar una pareja no es algo exclusivo de las mujeres heteros que buscan hombres y solo se encuentran con señores que no cumplen sus expectativas, sino que las mujeres lesbianas también son exigentes y por eso quizá rompen más pronto que los gays, que al final del día, también son hombres.

Unos datos de un estudio de la oficina de estadísticas del Reino Unido en 2017 confirma estos datos: con los números de divorcios LGBT en la mesa, las parejas de lesbianas se rompen el doble de las gays entre hombres.

Un detalle interesante y a tener en cuenta es que el hecho de tener hijos, o en el caso de las parejas homosexuales, adoptar, no es relevante a la hora de que las parejas se disuelvan. Este es un gran paso en la sociedad, ya que hace unas cuántas décadas muchas parejas decidían no romper por miedo, especialmente a perder a los niños. Y que eso hoy en día no sea un impedimento es algo muy positivo, ya que no hay nada peor para el crecimiento de un niño que hacerlo en un entorno en el que los padres no se soportan y están forzados a vivir uno con el otro.

Sin duda, es una pequeña gran sorpresa que las parejas gays sean las que más tiempo aguantan juntas. Quizá es una cuestión de perspectiva, y debemos quitarnos de encima todos los estereotipos de que los hombres homosexuales llevan una vida de ligoteo constante, siendo siempre solteros para poder acostarse con cuantos más hombres mejor. Quizá la cuestión es que estos hombres gays ya no viven asustados. Ya no viven en el armario, encerrados y con miedo, ya no se casan con mujeres por el qué dirán y por fin viven la vida que quieren. Y sí, pueden ligar todo lo que quieren, porque vivimos en un país libre, y quizá después de un tiempo encuentran a la persona perfecta, y esa persona es la que les acompañará el resto de sus vidas, o no, pero lo importante es vivir la vida como uno quiere sin hacer daño a nadie y sin juzgar constantemente lo que está haciendo el otro.