Portada Las posturas sexuales que prefieren los gays
Actualidad

Las posturas sexuales que prefieren los gays

AlexMecum-Thyle

Posturas sexuales gay

Las posturas sexuales más populares para el sexo gay.

Nos encanta el sexo, y también nos encanta divertirnos y odiamos aburrirnos. Por eso es muy importante contar con formas morbosas y a la vez originales de practicar sexo. ¿A quién no le gusta inventarse algo nuevo que nos saque de la rutina?

Lo sabemos, por eso hemos querido recopilar las 10 mejores posturas sexuales para gays, para que cuando te aburras con una, pases a la siguiente, para que busques la que mejor te funcione a ti y a tu pareja, y para que te diviertas en la cama como tiene que ser.

Las mejores posturas sexuales gays

1. El árbol

Empezamos fuerte, con un clásico que además hace referencia a la naturalez, que eso nos encanta. Seguro que cuando lo veas lo entiendes: el pasivo se estira de espaldas, levanta una pierna y ahí es donde entra en juego el activo, que es el que lleva el ritmo de la penetración. ¿La mejor parte? Que los dos chicos se pueden mirar a la cara, algo que si te gusta te va a hacer disfrutar el doble.

2. La cuchara

Ahora pasamos a una opción alternativa y que también es muy cómoda y agradable. Como cuando duermes haciendo la cuchara, pero añadiendo la penetración. Lo maravilloso de esta forma de tener sexo es que el activo puede acariciar y masturbar al pasivo, por lo que la diversión se multiplica.

3. El perrito

Otra posición que no hace falta explicar mucho porque ya lo dice todo: a cuatro patas, de rodillas y apoyándote sobre las manos o los propio codos. Eso el pasivo, por supuesto. El activo se sitúa justo detrás para penetrarle en una de las posiciones más famosas y conocidas del mundo gay.

4. El caballo

Seguimos con los referentes animales, y en este caso vamos a ponernos un poco más cañeros. Aquí vamos a ser lo más cowboys posibles. El pasivo se estira boca abajo, intenta relajarse y se prepara mucho porque vienen curvas. El activo lo va a montar literalmente y le va a cabalgar, así que si te va la marcha y la caña, esta es tu opción, que no deja a nadie indiferente.

 

5. La profunda

Con un nombre tan intenso no nos podemos más que encontrar con una de las posturas sexuales para gays más deseadas. No todo el mundo la puede disfrutar de la misma manera, pero todo es intentarlo. El pasivo se estira, levanta las rodillas y las flexiona, mientras el activo se sube delante y le penetra. Se supone que esta es la forma en la que el pasivo estimula su ano de la forma más placentera posible, así que si tanto lo dicen, nada como probarlo para confirmarlo, ¿no crees?

6. La sorpresa

En esta versión alternativa del perrito nos encontramos con que el pasivo, en vez de ponerse a cuatro patas, lo hace de pie. Es un poco arriesgada y no apta para cualquier tipo de pasivo, pero como siempre decimos, todo es probar, y con la pareja adecuada, la paciencia y la tranquilidad de saber que si no te gusta puedes parar, lo recomendamos.

7. El cangrejo

¡Y más animales! Parece que los animales son una forma estupenda y muy gráfica de definir las posturas sexuales para los gays. El cangrejo tiene una función muy clara: verse la cara, aunque eso sí, exige fuerza y resistencia por parte de los dos: el pasivo se tumba de espaldas con las piernas sobre su pecho, y el activo le penetra directamente. No será la penetración más profunda de todas, pero sin duda es una postura que puede funcionarles a muchos que buscan experiencias diferentes.

8. El columpio

Todo un clásico que nunca falla: el activo se sienta sobre su espalda, y el pasivo encima suyo. No se ven las caras, pero el activo puede acariciar y masturbar al pasivo. La diferencia en este caso, muy significativa, es que es el pasivo el que lleva las riendas de la situación. En casos en los que los pasivos quieran un poco más de protagonismo y liderazgo, es la situación perfecta: ellos mandan, ellos saben cómo hacerlo y ellos disfrutan a tope. El activo, eso sí, trabaja menos, es una cuestión de preferencias.

 

9. El espejo

Imagínate la postura gay profunda que te hemos comentado antes, pero con las piernas totalmente levantadas, al contrario de La profunda, en la que el pasivo flexiona las rodillas. De esta forma, el activo acompaña con su cuerpo la forma de las piernas del pasivo y os fundiréis en uno solo. Suena muy romántico, pero también es muy morboso. Aseguran que de esta forma la penetración será absoluta y muy, muy profunda. ¡Habrá que probarlo!

10. El misionero

Y no nos podemos olvidar del misionero. Es una postura sexual que se asocia poco con los gays pero que también existe y muchos la practican. Al final, todos queremos vernos la cara y es algo tan sencillo como tumbarse uno frente al otro, con el pasivo debajo, y empezar la penetración como si se tratara de una relación heterosexual. Es evidente que no todo el mundo puede aceptar esta posición, ya sea por los diferentes tipos de cuerpo, por el aguante que tiene el pasivo o la fuerza del activo, pero sin duda, es una gran recomendación para probarlo almenos una vez, para ver si te convence.

 

Si practicas alguna postura que no hemos mencionado, ¡dínoslo en los comentarios!

Mercedes-Benz