Portada Las tres ventajas de hacer un trío gay
Actualidad Sexo gay Sexualidad

Las tres ventajas de hacer un trío gay

Las 3 ventajas de hacer un trío gay

¿TRES son multitud o son tu fantasía? Te contamos las 3 ventajas de hacer un TRÍO GAY.

Si hablamos del poder de tres y tú solo piensas en ‘Embrujadas’ no vas por buen camino, querido lector. Hoy en Revista Zero hablamos sobre las 3 ventajas de hacer un trío gay. ¿Estás a favor o en contra de los tríos? Sin duda es un tema que no deja a nadie indiferente en el colectivo gay y hay muchos prejuicios al respecto. Algunos gays disfrutan más al tener más de un compañero sexual al mismo tiempo, mientras que otros dicen que hacer tríos es dañino para las relaciones y son incómodos, sin tener nada que ver con lo que estamos acostumbrados a ver en los vídeos porno gay. ¿Tres penes son mejor que dos? Para gustos, colores, pero un trío gay puede ayudarte a explorar un lado de tu sexualidad que desconocías.

Está claro que tener sexo gay con dos hombres al mismo tiempo no es tan simple como cuando lo haces con uno solo. Hay tres personas en juego, tres gays diferentes que tendrán sus preferencias, sus manías, sus cosas que le ponen y cosas que le cortan el rollo. Pero deja de pensar siempre en negativo y veamos cuáles son las ventajas de hacer un trío gay.

Uno – En la variedad está el gusto

Cada persona tiene su propia visión del sexo gay. Para algunos es una expresión de amor, para otros algo natural y salvaje. Unos optan por la monogamia clásica y estricta, mientras que otros prefieren probarlo todo y abrir su mente y su cuerpo a experiencias diferentes de lo habitual. Vayamos a la naturaleza: somos animales y los animales no están diseñados para estar con la misma persona el resto de nuestras vidas. Eso fue un invento de la religión. Tampoco queremos incitarte a dejar a tu pareja y ponerte a hacer tríos con todo el mundo, pero quizás puedas mantener una relación un tanto abierta para probar a hacer tríos y mejorar vuestra vida sexual. Ten en cuenta que puedes hacer un trío gay con tu pareja o un trío gay con otra pareja o un trío gay con dos desconocidos. Hay múltiples variantes y un universo de posibilidades cuando sois 3 en la cama.

Dos – Exprésate

La educación que recibimos nos suele llevar a ser bastante tímidos a la hora de expresar nuestras necesidades y deseos sexuales, por lo que a priori plantear un trío no parece sencillo. ¿Pero te apetece de verdad? Exprésalo y no veas el hacer un trío gay como algo sucio o pervertido. Piensa en un trío como tres personas uniendo sus fuerzas para llegar a un objetivo, que en este caso es disfrutar. Comunícate con tu pareja o con las personas con las que quieras hacer un trío. La comunicación siempre es clave y tener un trío puede ayudarte a descubrir nuevos placeres, nuevos trucos en la cama o incluso cosas de tu pareja que no sabías que le gustaban. Hacer un trío es una oportunidad de ser más honesto con tu novio o marido y dejar claros ciertos límites. Está claro que si vais a tener un trío gay no se trata de que tú te acuestes con otro mientras él mira, a menos que sea eso lo que os apetezca a los dos.

Tres – Sal de tu zona de confort

Hacer un trío gay por primera vez es algo nuevo, excitante y que ofrece una gran variedad a tu vida sexual. Un trío gay te ayuda a explorar mejor lo que te da morbo al mismo tiempo que descubres qué es lo que le pone más a tu pareja o a otros. Quizás lo que no te atrevías a probar en pareja es algo que sacas a la luz cuando tienes un trío, por ejemplo, prácticas sadomasoquistas o cualquier tipo de práctica sexual fuera de lo común y establecido como habitual. Un trío también te da la oportunidad de probar posturas que son imposibles cuando solo hay dos personas. Por ejemplo, si eres versátil y tu fantasía es penetrar y ser penetrado al mismo tiempo, hazla realidad con un trío. No tengas miedo y a disfrutar al máximo de todo lo que no habías podido hacer hasta ahora.

Mercedes-Benz