Portada Le llaman maricón y se llena la cara de purpurina para fastidiar
Actualidad

Le llaman maricón y se llena la cara de purpurina para fastidiar

Maricon

Un hombre que se dirigía a Brighton Pride tuvo la mejor respuesta ante un conductor que lo llamaba “maricón”, vaciando un tubo de escarcha en el auto del homófobo.

Nick Hurley, de 27 años, estaba caminando hacia su casa desde su trabajo en Manchester el pasado viernes 3 de agosto cuando un hombre que pasaba por allí le gritó insultos contra los homosexuales.

El artista digital, que es gay, dijo en una entrevista para medios locales en su país: “Me había detenido en el camino para recoger un poco de brillo antes de irme a casa para cambiarme y viajar a Brighton para el Desfile del Orgullo Gay que era ese fin de semana”.

“Mientras bajaba por la calle Whitworth en Manchester, dos hombres pasaron en un auto y uno de ellos me gritó ‘maricón’”.

“Luego se detuvieron en el siguiente semáforo, momento en el que los alcancé. Y en un momento de rabia creativa al rojo vivo, vacié un tubo de brillo en su automóvil a través de la ventana del pasajero”.

“Parecían confundidos y estupefactos, y no dijeron nada. Las luces cambiaron y ellos se marcharon sin decir nada más”.

En su camino de regreso, Hurley decidió comentar lo sucedido en su cuenta de Twitter. El tweet que publicó luego del suceso, se ha vuelto viral, con más de 151,000 “me gusta”.

“Si crees que está bien gritar” maricón “por la ventana de tu auto mientras pasas, entonces creo que está bien que yo vacíe un tubo de escarcha a través de la ventana de tu auto cuando te detengas en el semáforo”, escribió. en Twitter.

“Tu homofobia casual tiene consecuencias supergais”, remató con tono jocoso.

Luego de que su tweet se volviera tendencia, Hurley dice que se llenó de simpatizantes que apoyaron su acción de protesta contra los homofóbicos que lo insultaron.  “Se siente bien poder convertir un crimen de odio en algo mucho más positivo… Y con brillo de escarcha”.

En un tweet posterior, Hurley, aclaró que la escarcha que usaba era biodegradable para aquellos que estaban “preocupados por el impacto ambiental” de su “activismo glamuroso”.

Etiquetas
Mercedes-Benz