Portada Limpiar el hígado para adelgazar: ¿funciona?
Salud

Limpiar el hígado para adelgazar: ¿funciona?

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, ya que en él tienen lugar gran parte de las funciones del organismo, como muchos procesos metabólicos, la depuración de sustancias tóxicas generadas de forma natural, como el amoníaco, e ingeridas, como el alcohol, y la segregación de hormonas. En la actualidad, se da la creencia de que este órgano tiene un papel muy importante en la pérdida y la ganancia de peso, y  de que existen dietas depurativas que aseguran que limpiar el hígado ayuda a adelgazar. Sin embargo, esto no es del todo cierto.

Limpiar o depurar el hígado no es posible. Según Agustín Albillos, jefe de la Unidad de Gastroenterología del Hospital Universitario Ramón y Cajal, en Madrid, “depurar el hígado no es un término médico, ya que esto no se puede dar”; el experto asegura que “el hígado no acumula toxinas, es un órgano que tiene muchas funciones vitales y que entra en contacto con sustancias tóxicas, como el alcohol, y las metaboliza convirtiéndolas en sustancias menos contaminantes para reducir su impacto sobre el organismo, pero en ningún caso las acumula”. El especialista explica que lo que sí que se hace en algunas ocasiones es “depurar la sangre”, pero matiza que esto sucede, precisamente, “debido a insuficiencias hepáticas, es decir, cuando el órgano está gravemente afectado, como en casos de cirrosis, y no es capaz de desarrollar su función, dejando pasar a la sangre sustancias tóxicas que un hígado sano depuraría normalmente”.

Carmen Gómez, jefe de la Unidad de Nutrición del Hospital Universitario La Paz, en Madrid, asegura que “el hígado es la gran farmacia del organismo, ya que en él tienen lugar muchos procesos químicos, y, como a casi cualquier órgano, cualquier cosa nociva le afecta en mayor medida”.

Además, el hígado tampoco tiene una especial relevancia en los procesos de pérdida y ganancia de peso. Según Gómez, algunas enfermedades relacionadas con el peso, como la obesidad, “pueden afectar al órgano y desarrollar patologías como el hígado graso”, pero, según matiza Albillos, “el hígado graso es una consecuencia de la acumulación de grasa abdominal y no al revés”.

Una dieta variada y equilibrada, lo mejor para el hígado

Aunque no existan dietas para depurar el hígado, ya que éste no acumula toxinas, Gómez afirma que es importante tener una alimentación variada y equilibrada para mantenerlo saludable y facilitar su trabajo. La ingesta de alcohol y otros tóxicos, como ciertos fármacos, afectan a las funciones de este órgano y dificultan su actividad metabólica, por lo que es recomendable suprimir el consumo de bebidas alcohólicas.

Tanto Albillos como Gómez desaconsejan seguir dietas drásticas que supriman alguna sustancia o nutriente necesario para el correcto funcionamiento del organismo. Consumir frutas y verduras, grasa vegetal y alimentos ricos en omega 3, como el pescado azul y las hortalizas de hoja verde, ayudan a optimizar las funciones del hígado y, al recibir menor cantidad de sustancias tóxicas, facilitan su actividad depurativa.

Mercedes-Benz