El acoso es algo que nunca se debe tolerar. No podemos aceptar que alguien maltrate a otra persona solo por su aspecto o por su forma de ser.  ¡Todas las personas sin excepción merecen ser tratadas con respeto!

Por ello, la historia de Jack Higgins, de 14 años, me ha emocionado. La única razón por la que le hacían la vida imposible en el recreo del colegio era porque prefería el ballet al fútbol. Sus compañeros lo despreciaban y no entendían por qué no podía jugar al fútbol como los demás. Por eso lo llamaban “maricón” y le decían que bailaba como un afeminado.

A pesar del menosprecio sufrido el chico nunca decidió dejar de lado su sueño. El año pasado por fin sacó el valor para presentarse al programa británico de talentos Britain Got Talent. Y fue en este programa donde encontró todo el apoyo que se merecía.

Tras una increíble actuación (a partir del minuto 1:43), tomó la palabra el jurado y Simon Cowells le hizo este maravilloso comentario: ¿Sabes la única cosa que a los acosadores no les gusta? No les gusta que las cosas te vayan bien. Puedo ver en este momento el esfuerzo y el trabajo enorme que has hecho y quiero felicitarte por ello.”

Mira el videoclip abajo, y no te pierdas ese emocionante momento tras la actuación de Jack.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *