Portada Los 3 problemas de hacer un trío gay
Sexo gay

Los 3 problemas de hacer un trío gay

Revista Zero

 

¿El triple de placer o el triple de problemas? Estos son los 3 problemas de hacer un TRÍO GAY.

Dos son compañía, tres son multitud, pero está claro que hacer un trío gay es una idea que atrae (y mucho) a muchas personas. Claro que no todo es facilidades y maravillas a la hora de hacer un trío gay, ya que se pueden presentar algunas complicaciones o dificultades de las que deberías estar muy al tanto antes de embarcarte en una aventura semejante. Te contamos los 3 problemas de hacer un trío gay para que los tengas controlados y sepas cómo resolverlos antes de ponerte manos a la obra.

El rechazo

Si estáis dos en la cama las atenciones las pondréis el uno sobre el otro. Cuando hay tres personas las cosas son más complejas y puede suceder que dos de ellos le hagan el vacío a un tercero, que se sienta rechazado. Hay que desinhibirse y tener claro que cada miembro del trío siente atracción y ganas de hacer de todo con cada uno de los otros integrantes de esta experiencia.

Los celos

Son muchas las parejas homosexuales que apuestan por incluir un tercer elemento en sus relaciones sexuales para revitalizarlas o probar nuevas experiencias. En estos casos es muy común que sea uno de los miembros de la pareja el más interesado en tener sexo con otros, mientras que el otro miembro accede por contentar a su pareja pero siente unos celos terribles cuando están haciendo el trío gay. Es fundamental dejar claras unas normas en la pareja y decidir qué estáis dispuestos a hacer con otro y qué no estáis dispuestos a hacer. La comunicación, como en cualquier relación, es la clave.

La confianza

Además de los tríos con una pareja dentro, suelen surgir los tríos entre amigos o follamigos. No es necesario tener pareja para disfrutar de un trío en todo su esplendor. Si haces un trío con amigos es muy importante la confianza que tengas con ellos, ya que no es lo mismo hacerlo con gente que conoces que con completos desconocidos. Para gustos hay colores. También has de tener en cuenta que el trío variará mucho en función de las preferencias sexuales de cada uno: no es lo mismo un trío con dos activos que un trío con dos pasivos. Procurad que nadie se quede desatendido en ningún momento, que un trío no es lo mismo que tener sexo entre dos mientras uno se queda mirando con apetito.

¿Ya tienes un poco más claro cómo solucionar los problemas de hacer un trío gay? Pues a disfrutar.

Mercedes-Benz