Portada Los curiosos mitos sobre el sexo gay
Actualidad Sexo gay

Los curiosos mitos sobre el sexo gay

mitos-sexo-gay

EL MEJOR SEXO GAY

No te lo creas todo: 5 mitos sobre el SEXO GAY que algunos aún se creen hoy en día.

Los tabús sobre el sexo en general, el mundo del porno y la ignorancia sobre el colectivo gay han llevado a que existan muchos mitos sobre el sexo gay. La mayoría de los heteros se los creerán aún, y puede que incluso algunos jóvenes gays vírgenes también. Si todavía ningún mentor sexy te ha enseñado las mentiras del sexo gay, nosotros te vamos a hablar sobre estos falsos 5 mitos sobre el sexo gay que muchos creían.

1 – El sexo gay siempre es sexo anal

Si tu contacto con la homosexualidad es el porno o los chistes de mariquitas, pensarás que el único objetivo de que dos hombres tengan sexo es que uno penetre analmente al otro. La mayoría de los hombres piensan que cualquier tipo de sexo no anal es solo parte de los preliminares que preceden al sexo anal. ¿Pero sabías que puedes tener sexo gay sin tener que meterla o que te la metan? Abre tu mente, no te guíes siempre por todo lo que ves en las escenas de porno gay y descubre un mundo de posibilidades distintas.

2 – El sexo anal es fácil y espontáneo

Las escenas de sexo en las películas casi siempre nos muestran que penetrar a un hombre o a una mujer es tan fácil como quitarse la ropa (o bajarse un poco ciertas prendas) y… ¡dentro! Si has tenido sexo sabrás que no todo es tan mágico y veloz. Para tener sexo anal el pasivo necesita haberse hecho una limpieza en su anterior, y el activo necesita aplicar un poco de lubricante. Ni el amor ni el sexo es como te lo muestran en la gran pantalla.

 

3 – Un gay siempre tiene ganas y está listo para tener sexo

Alerta: no todos los hombres, heteros, bisexuales o gays, tienen ganas de hacerlo siempre y a todas horas. Que grind llegara antes que Tinder no significa que todo gay siempre esté cachondo y con ganas de comerse un buen rabo a cualquier hora del día cualquier día de la semana. ¿Y sabías que hay gays que prefieren conocer a otros gays e incluso saber su nombre, de dónde son y a qué se dedican antes de acostarse con ellos? Cosas de la vida, resulta que no todos los gays están obsesionados con tener sexo gay a todas horas y a cualquier precio.

4 – Los gays siempre tienen relaciones abiertas

Muchos heteros creen, o bien que los gays somos muy viciosos (¿cuántas veces has tenido que escuchar esta frase en toda tu vida?) y nos encanta el libertinaje, o bien que el amor libre es la norma general y tenemos siempre relaciones abiertas. Y también piensan que los gays tenemos orgías gays multitudinarias como quien se toma un café. Nada más lejos de la realidad. Puede que las relaciones abiertas y el poliamor sean más comunes entre el colectivo gay que entre los heterosexuales, pero entre los gays también existen parejas al estilo tradicional, con compromisos, celos, familias y esas cosas. Si das por hecho que a tu novio le parecerá bien que te acuestes con cualquier otra persona es que no tienes los pies en la tierra.

5 – Todos los gays usan juguetes sexuales

El mundo de los juguetes sexuales gays es muy amplio y existen multitud de dispositivos diseñados para complacernos. ¿Pero significa eso que todo gay esté obsesionado con los juguetes sexuales y coleccione dildos en su habitación? Para nada. Y hay que recordar que todo gay tiene entre las piernas un juguete muy divertido, único y natural que no necesita pilas.

Mercedes-Benz