Portada Los problemas que tienen los gays activos dominantes
Actualidad Sexo gay Sexualidad

Los problemas que tienen los gays activos dominantes

problemas-gay-activos

Los problemas de ser ACTIVO DOMINANTE: si lo eres, ¿cuántos de estos 10 has tenido?

Los 10 problemas que tienen los gays con penes grandes, los 10 problemas que tienen los gays con culos grandes… ¿y nadie va a hablar de roles ahora? ¿Es que nadie piensa ya en los activos? Hoy en Revista Zero hablamos de una especie en extinción y de las complicaciones que tienen en su vida sexual en general. Estos son los 10 problemas que tienen los gays activos dominantes. Son esos gays que disfrutan penetrando y dominando al pasivo, que en teoría saben hacerlo bien y darle mucho placer, pero que también tienen problemas como todo el mundo, muchas veces relacionados con lo que se espera de ellos

1 – Los pasivos que presumen demasiado

Un activo dominante se enciende ante la oferta de un pasivo tragón que dice que puede recibir penes muy grandes. Pero ya sabes que perro ladrador, poco mordedor, y a menudo se encontrará con pasivos que no son tan habilidosos como prometían en un primer momento.

2 – Tienes que correrte varias veces

Un activo dominante para serlo necesitar tener una capacidad sexual fuera de lo común y son muchos los que esperan que sea capaz de correrse dos o incluso más veces en el acto sexual. Que no cunda el pánico, que a veces es necesario un tiempo de descanso prudencial antes de ser capaces de volver a eyacular.

3 – El tamaño del pene

Si eres un activo dominante significará que tienes un pene enorme. Pues sentimos decepcionar a los obsesionados con el tamaño pero no siempre es así. Lo que tiene que tener un activo dominante es un buen manejo del pene. Lo importante no es solo el tamaño, es el cómo usarlo.

4 – La agresividad

Que seas dominante y un poco agresivo en la cama no significa que tengas que ser rudo y agresivo en todos los aspectos de la vida. Alejémonos ya de esos prejuicios y de la masculinidad tóxica.

5 – Nada por el culo

Si eres un activo dominante y exiges que jueguen con tu culo, arden los cielos, se secan los mares y llega el apocalipsis. Que te guste dominar y penetrar es perfectamente compatible con un poco de estimulación anal o un húmedo beso negro.

6 – Frío

De nuevo relacionado con esa masculinidad, algunos esperan que el activo dominante no tenga sentimientos y sea frío con el hielo.

7 – Pasivos territoriales

Hablamos de esos gays pasivos con los que has pasado un buen rato y ya se creen que eres de su propiedad, y van a hacer todo lo que sea necesario para marcar su territorio ante otras amenazas.

8 – Gastos XXL

Los condones extragrandes no son precisamente baratos.

9 – Lubricante en cantidades industriales

El lubricante tampoco.

10 – Todo sexo

Todos te quieren por el sexo pero nadie va más allá buscando una conexión o una cita. ¡Qué duro es ser gay activo dominante!