Portada El matrimonio gay es como casarse con Satanás, dice la revista The Spectator
Actualidad Noticias diarias

El matrimonio gay es como casarse con Satanás, dice la revista The Spectator

El matrimonio gay es como casarse con Satanás, dice la revista The Spectator

El matrimonio gay es como casarse con Satanás, dice la revista The Spectator

La versión australiana de la revista The Spectator ha provocado indignación en la sociedad al decir que el matrimonio entre personas del mismo sexo equivale a casarse con el demonio.

La versión australiana de la revista The Spectator ha provocado indignación en la sociedad al decir que el matrimonio entre personas del mismo sexo equivale a casarse con el demonio.

La semana anterior, se reveló que la población de Australia había votado abrumadoramente a favor de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, con un margen del 62% al 38%.

Las reacciones tanto en Australia como a nivel internacional estuvieron llenas de alegría, alivio y amor, porque reinó el deseo de igualdad después de una agitada campaña homofóbica y divisiva liderada por grupos cristianos.

La opinión del pueblo se hizo saber de forma firme, aunque no todos han tomado las noticias de buena forma, como es el caso de la revista The Spectator.

En una publicación enfocada en el matrimonio entre parejas del mismo sexo, plantea que este tipo de unión es similar a casarse con el diablo. La portada de The Spectator presentará a Adán, abrazándose con Satanás, y le dice a Eva: “Tenemos algo que decirte”.

El matrimonio gay es como casarse con Satanás, dice la revista The Spectator
El matrimonio gay es como casarse con Satanás, dice la revista The Spectator

El énfasis de nuestro pecado como gais para The Spectator lo muestran como la unión marital entre Adán y Satanás, cuando el diablo le entrega la sortija de matrimonio al primer hombre que Dios creó en el mundo, mientras son observados por la serpiente que están enroscada en el árbol del conocimiento.

En la parte inferior de la imagen podemos ver una pila de manzanas a medio comer, mientras que Eva queda con una cara de anonadada y sola.

Todo apunta a que los directivos y dueños de la revista quieren fijar su punto de vista acerca del matrimonio entre parejas del mismo, dejando claro que para ellos vale más los conceptos retrógrados religiosos que el verdadero amor que nace entre dos personas.

Dentro del artículo sobresalen frases como “El diablo está en el detalle. Y las serpientes están en la hierba”, “Los conservadores han sido traicionados. Las serpientes en la hierba están riendo” o la nota que se puede leer defendiendo su odiosa portada: “Refleja con precisión el resultado de la encuesta sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, donde se destaca las amenazas religiosas y culturales que han desatado”.

El editorial continúa: “Nuestras felicitaciones a la campaña del Sí, aunque apoyamos firmemente el No”.

The Spectator agrega, de una manera claramente homofóbica, que los resultados del voto postal podrían llevar a que las personas acepten la existencia de los homosexuales en la sociedad.

Además, muestra como culpable a la misma sociedad y les infundan miedo sobre la educación que “supuestamente” ahora tendrán sus hijos, al “ser sometidos” a recibir información “sobre la homosexualidad”.