Portada ME ALEJO DE TI PORQUE TE AMO Y NO QUIERO HACERTE DAÑO
Relatos gay

ME ALEJO DE TI PORQUE TE AMO Y NO QUIERO HACERTE DAÑO

Sólo quisiera contar un capítulo de mi vida, la historia de amor de un chico gay que está empezando a vivir ese mundo difícil, pero extraordinario.

 

Verán, hace tiempo conocí a un chico a quien desde el primer momento que lo vi, supe que sería alguien muy especial. Sí, ok, nos conocimos por chat, pero fue inmediato el encuentro entre los dos. Empezamos muy bien, diría yo, pues no había momentos incómodos y cada cosa que nos íbamos contando, nos resultaba interesante, nos hacía reír y en fin, supimos que había mucha química entre nosotros. No pasó mucho y supimos que nos gustábamos, tanto por dentro como por fuera, y fue cuando en una segunda cita formal (pues yo viajaba mucho y cada vez que nos mirábamos, el tiempo era muy corto), fuimos a cine y esas cosas y… llegó esa noche. Pasó lo que tenía que pasar; vivimos la mejor noche de nuestras vidas y fue cuando supimos que eramos el uno para el otro.

Poco después, fueron llamadas a diario, mensajes, publicaciones, dedicaciones… y decidí irme a estudiar a su misma ciudad. Fue cuando pensamos estar unidos para siempre.

Entonces pasó lo inesperado. Como cosa rara, su ex-novio volvió a aparecer y mi gran amor sólo se llenó de miedo, pues su ex lo perseguía y estaba convencido que ahí todavía había algo. Mi loco amor me lo ocultó un tiempo, pero pasó poco y lo supe todo. Entonces me confesó que era cierto, pero que él ya no lo amaba ni un poco, pues simplemente se sentía incapaz de apartarlo porque en primera, lo conoció desde su infancia y los dos supuestamente hicieron un “pacto de amigos”, de no alejarse, según él. Y obviamente se sentía muy mal por no poder decírmelo y por miedo a que se interponga entre nosotros; ya que su ex-novio se relacionaba muy bien con la familia de mi enamorado y él no podía hacer nada, pues más que haberlo amado, fue una costumbre que lo hacía sentir todavía muy confundido. Aunque yo soy un poco celoso y posesivo, tuve mucha calma y le dije que teníamos que hablar.

Tanto yo como él fuimos lo más claros y sinceros posible. Entonces me dijo que no quería hacerme daño, pues yo era alguien muy importante en su vida y no quería perderme, pues su sueño era yo, pero para que eso ocurriera, deberíamos alejarnos y vivir otras cosas, pues al menos él era muy joven y debía continuar sus estudios, madurar como persona, y tener muy en claro su futuro y sobre todo, apartar a esa persona de una vez y para siempre y entonces sí, “regresaría y me buscaría para vivir nuestro sueño”.

Sin embargo, dijo que no quería, obviamente, alejarse de mi por completo. Es decir, que le haga saber de mi vida y viceversa, así poder saber de los dos y aprender a caminar solos y así, llegar a ser “alguien en la vida”, entonces volver de nuevo. Y es que, al menos yo, apenas comenzaba a conocer ese mundo, mientras que él ya estaba acostumbrado a muchas cosas.

Y sé, por que lo sentí, y no porque fueran sólo palabras, que en los dos hay mucho amor, respeto y mucho en común; y lo entendí de alguna manera… pero le dije que lo intentáramos, y él me dijo:

“Te seré honesto, yo he vivido con gente mala, en un mundo de derroche, vicios, relajos y cosas que aún no logro superar y es por eso que no te quiero hacer daño a ti, y quiero ser alguien nuevo para ti, porque te quiero de verdad”.

“Tú fuiste esa luz que apareció en mi vida y me hizo comprender y apreciar muchas cosas, pero este monstruo es más fuerte y puede apagar esa bella luz; así que sólo, espera a que yo sea alguien mejor, para recibir de ti esa gran luz. Me alejo de ti porque te amo y no quiero hacerte daño, pero espero regresar un día no muy lejano y volverte a querer como nunca antes”.

No sé hoy en día que pensar, tal vez debería olvidarle, pues la vida es corta y como dice el dicho: “Si amas algo, déjalo libre, si regresa, es porque es tuyo, si no lo hace, es porque jamás lo fue”; pero aún siento que ese amor no debe morir. Cada palabra salía del corazón y los pocos momentos que vivimos juntos fueron maravillosos

Espero sus comentarios y consejos, pues no ha pasado mucho y sé que lo sigo amando como el primer día y siento que él también.

Les agradezco su tiempo y lo que puedan decirme.

1 Comentario

Pincha aquí para comentar

  • Excelente este relato amigo, creo que debes hacer exactamente lo que esta escrito entre comillas: “Si amas algo, déjalo libre, si regresa, es porque es tuyo, si no lo hace, es porque jamás lo fue”