Portada Su mejor amigo termina convirtiendo a este joven en su puta
Relatos gay

Su mejor amigo termina convirtiendo a este joven en su puta

 

No se muy bien como empezo todo. Yo vivia con una compañera del trabajo. Quede solo y entre en su habitacion a curiosear, al abrir un cajon vi su ropita interior… suave, sedosa, sexy… me encanto. La toque y mi miembro viril se puso duro… inmediatamente la deje y escape, literalmente, de esa habitacion.

No tade muchos dias en volver. Esta vez me lo tome con mas calma, tocando todo, extendiendola sobre la cama… estudiandola… nada mas. Me excitaba. Nervioso tome el coche y fui a pasear a un centro comercial, pronto me encontre mirando la seccion de lenceria. Una chica se acerco

– Puedo ayudarle, busca algo concreto??

– Pues no… o si… no se.

– Es para su novia, su mujer, un regalo…?

– eeeh, si, para mi novia, claro…

Me enseño diversas cosas. Conjuntos de braguita y sujetador, tanga…

-En realidad buscaba algo mas “atrevido”

– Ah, si, ya se lo que quiere, venga.

Me llevo a una seccion con ropa interior sugerente, negra, roja, rosa, conjuntos de liguero y medias, corpiños… todo excitante, muy excitante… mi polla estaba a mil.

Opte por un conjunto negro, sin braguita, con ligueros y sosten en copa a juego. Lo compre.

Caminaba hacia el coche con mi compra sin saber muy bien que habia hecho y porque. O quiza lo sabia pero me negaba a admitirlo.

Al llegar a casa me desnude, y me lo probe. Mi polla colgaba en medio de las medias, debajo de los ligueros… me puse el sosten… me mire. Y me gusto lo que vi. Con esa pinta entre en la habitacion de Lucia, asi se llamaba, busque unos zapatos… tuve suerte, su numero casi me valia, pero sostenerme en tacones era complicado… Mi polla estaba erecta… fui al baño asi vestido, y me masturbe… pensando en que Lucia me pillara asi porque si venia ahora no me daria tiempo a esconderme.

Entre Lucia y yo siempre habia existido mucha confianza desde los tiempos de la facultad. Habiamos sido amantes ocasionales, pero eso se habia terminado. Ella era guapa, delgadita, dulce, toda una niña pija. Preciosa la verdad.

Me quite mi nueva ropita, y la guarde, pensando en como me habia gustado sentirme asi vestido…

Adquiri la norma de ponerme ropita todos los dias. Llegue a salir con braguitas debajo del pantalon. Andaba excitado, cada vez mas. Afortunadamente, nadie sabia de mis gustos….

Un dia entre en la habitacion de Lucia, decidido a ponerme algo de su ropa. Tome unas braguitas, unas medias hasta el muslo, un sosten… me puse pintalabios, gire sobre mi mismo para ver el efecto, ya me sostenia en los zapatos con tacon…. Me mire al espejo y entonces fue cuando paso… un hombre me miraba desde la ventana del otro lado del patio de luces…y tenia un movil en las manos… mierda. Cerre rapidamente la cortina… rezando.

Esa tarde, muy nervioso baje a la calle a dar una vuelta, fumar un pitillo y eso. Entonces el se me acerco.

– Hola

– Hola

– Joer, que ropa mas rara llevas ahora no jajajaja

– Escuche, hablemos de esto, creo que…

– No, no, escuchame tu. Te tengo grabado y no se si a esa monada que vive contigo, por cierto ¿ te la follas?, no claro, bueno, no creo que a esa monada le gustara nada esto ¿no crees? O si, quien sabe.. jajajajaja…

– Esta bien, que quieres.

– A ti.

Mire a aquel viejo cabron y baboso.

– Como?, mira creo que te confundes y

– No, no, ninguna confusion. Veras me mola todo, me van tios, tias, todo, entiendes, y a mi mujercita tambien le va la marcha. Asi que decides, eres mio y te comportas como espero o esto que tengo en el movil lo va a ver todo Dios. Tu veras. Fuma tranquilo y ya me diras algo jajajajajajajajajaja

– Espera.

– Nada. Mañana subo a tu casa y me cuentas, estamos?, pues eso. Creo que tu amiguita trabaja de tarde, asi que estaras solo,.

Joer, lo tenia mal. El cabron lo tenia clarisimo. Lo que no sabia es que queria de mi, o si lo sabia pero no queria admitirlo.

-Escucha, podemos hablar de dinero.

– No, escucha tu, no quiero dinero, te quiero a ti, estamos?, no siempre se tiene la posibilidad de tener a un joven a mi servicio. Asi que ya sabes, te lo piensas hasta mañana. O esto te juro por Dios que circula por todo el puto barrio, estamos o no estamos?

-Estamos, estamos…

El cabron me tenia pillado. Afortunadamente tenia la alternativa de largarme, el piso era compartido con Lucia, y ya habiamos hablado de hacer mi vida si me salia un trabajillo en Madrid, asi que la cosa no era nada complicada. Seria lo mas adecuado. Subi al piso y empece a pensar en hacerme las maletas… mientras pensaba que empaquetar pense en que le diria a Lucia, y luego estaba mi trabajo era cojonudo, de turno de mañana, bien pagado… joder perderlo n era buena cosa con lo que me habia costado… ¿me decia eso para consolarme o para convencerme?¿que estaba pensando? !un viejo cabron queria usarme a su antojo!… me sente a darle vueltas al asunto…¿queria usarme o deseaba que lo hiciera?¿acaso no habia fantaseado con que me vieran de esa guisa?… cuanto mas lo pensaba mas excitante me parecia la situacion, quiza habria la posibilidad de acuerdo con el, podiamos jugar dentro de ciertas reglas…. ¿o no?…

Esa noche apenas dormi. Al dia siguiente fui a trabajr, y cuando volvi a las tres encontre la casa solitaria, como es logico Lucia no estaba…no volveria hasta por lo menos las once. Mi vecino no venia, mire por la ventana del patio de luces desde el cuarto de Lucia y no lo vi… quizas no viniera y todo quedara en nada, solo habia querido reirse de mi…

Sono la puerta… palideci…me puse nervioso… y abri.

– Hola. -era el cabron-

-Hola.

– Puedo pasar?… -lo dijo mientras entraba y cerraba la puerta-

– Mira, quiza…

– Callate guarra. ¿que llevabas el otro dia?, pontelo, y dime donde tienes una cerveza.

– Si… en la nevera, yo…

– Que te calles joder, si no quisieras estar aquí no estarias.

Derrotado, calle, y fui a mi cuarto, me desnude, me puse las medias, el liguero, el sosten. Cruce al cuarto de Lucia y tome unos zapatos de tacon, me pinte los labios… y acudi hacia aquel cabron.

Entre en la sala, tenia la cerveza en la mesa, sentado, sonriendo. Se notaba su bulto. Tenia el movil en la mano y hablaba con alguien, cuando entre colgo.

– Bien, estas guapisima. Girate, quiero grabarte bien putilla. Vamos. Uhm, me lo voy a pasar de miedo contigo. Acercate mas, asi.

No dejo de grabarme con el movil en todo momento, me acerque a el, momento que aprovecho para cogerme por el culo y acariciarmelo…

– Tienes una polla deliciosa… pero por ahora te vas a entretener con la mia, vamos, arrodillate y sacamela. Ya sabes.

Me puse de rodillas, baje su cremallera, y saque su pedazo de carne, por primera vez acariciaba un miembro viril.

– Vamos, vamos, no te hagas de rogar…

Lo acerque a mi boca y me puse a lamerselo, lo fui introduciendo en mi boca y el comenzo a follarme.

– Uhm, asi, asi, muy bien…uff que bien lo haces, seguro que practicas mucho.

Si supiera que era mi primera vez! Y como me estaba gustando!. No tardo mucho en correrse, senti su leche en mi boca, no la trague deje que fuera saliendo pero no deje de chupar…

-Uff muy bien, lo has hecho muy bien. Creo que tendremos un futuro juntos excelente. Date la vuelta

Empezo a palparme el culo, me lo azoto con una mano… y otro, con un dedo empezo a recorrerme el esfinter… mi polla se puso dura, y el la agarro desde atrás…

– Una putita como tu no deberia de excitarse asi… -lo decia mientras me pajeaba-

– Me gusta… mucho

– Si, lo veo, se carcajeaba, ¿sigo?

– si por favor, si

– Te voy a romper el culo…

Si, lo sabia, desde que entro… sabia lo que iba a pasar.

– Ven, le dije, le tome de la mano y le conduje al dormitorio de Lucia, que era de matrimonio. Alli le desvesti completamente. Entonces el me beso mientras agarraba mi culo. Yo empece a sobar con mi lengua su cuerpo arrugado y gordo. Baje otra vez hasta su polla, pero esta vez no queria que se corriera en mi boca. Le tumbe en la cama, y de un cajon saque una crema de vaselina que procedi a untar en su polla. El se reia…

– Que puta eres. Mucho mas de lo que yo pensaba.

Le di el tubo. El empezo a huntarme el ano…. Yo estaba disfrutando como jamas en toda mi vida. Me agarro y me hizo sentar sobre su polla…. Senti como intentaba penetrarme, iba a ser doloroso… lo sabia. Comence a moverme, dejando que entrara, el tampoco me soltaba. Senti el dolor intenso…mezclado con el placer… estaba dentro de mi, y yo disfrutaba. Mi polla estaba muy dura, como nunca antes lo habia estado. El se movio mas y yo le acompañe. Se corrio dentro de mi, senti los fluidos salir por mi ano. Y yo tuve un orgasmo.

Sali lentamente, tenia dolor, vi sangre en aquella polla, me di la vuela, le bese y me tumbe de lado…

– Quiero ser tuya.

– Eres una mierda de puta

– Si

Empezo a besarme y tocarme, bajo hasta mi polla, y la lamio toda. Nunca habia sentido tanto placer en toda mi vida, siguio comiendo hasta que no pude mas y me corri… el se separo y el semen resbalo por mis piernas. Estaba exhausto y feliz.

– Me has sorprendido…

– Mas me he sorprendido yo.

– Tenes una ropa sexy, pero para salir tendras que ponerte algo de calle…

– No hay problema, puedo tomar algo de Lucia -me sorprendi diciendo eso

– Si, no eres velludo… llamare a mi mujer para que te ayude.

Le mire… no contaba con eso… pero asenti.