Portada » Miguel Herrán, Hombre RZ de la Semana
Cultura

Miguel Herrán, Hombre RZ de la Semana

El actor de 21 años, Goya al intérprete revelación de 2016 por ‘A cambio de nada’ y ahora ladrón de mono rojo en ‘La casa de papel’, mira por el retrovisor de su incipiente carrera. Lo importante de empezar es saber cuál va a ser el próximo paso, y él ha puesto las miras mucho más allá.

“¿Que qué me gustó de Río? Me gustó el corazón y la inocencia. Muchos adolescentes somos así. ¿Adolescente? Sí, creo que todavía sigo siendo bastante adolescente”. Miguel Herrán (Málaga, 1996) cuenta 21 años, así que adolescente ya no es (o no debería serlo si nos guiamos por esas pantallas de videojuegos que nos hemos impuesto los humanos), pero sí contagia la ilusión y el arrojo que se les presuponen. También se les presuponen, de forma negativa, la imprudencia y la impulsividad, pero no hay nada más intenso e ilusionante que sentarse frente a alguien tan joven que ya sabe lo que quiere, y que se enfrenta a ello con vehemencia. Así fue nuestra charla con este chico de Chamberí, Mejor Goya al Actor Revelación de 2016 por la película ‘A cambio de nada’, ahora Río en la serie ‘La casa de papel’, de Antena 3, cuando nos reunimos con él en el Teatro Calderón de Madrid, en la presentación de la temporada de Mahou Cinco Estrellas. Lo de Miguel Herrán suena a jugar a aprender, pero es inspirador confirmar eso de que la interpretación no es solo impostura, que hay mucho de honesto en ello, como en todas las pasiones.

Entre ‘A cambio de nada’ y ‘La casa de papel’ apenas han pasado dos años, pero no se ha quedado parado. 2016 lo comenzó con un Goya en la estantería y lo terminó con dos proyectazos, ‘1898. Los últimos de Filipinas’ y ‘El guardián invisible’. ¿Demasiado para un chaval que no sabía que quería ser actor? “Nunca había soñado con ello, ni me lo hubiera imaginado. Es algo con lo que me topé por suerte, en un encontronazo, y ahora no puedo vivir sin ello”, nos cuenta sobre la profesión que le ha descubierto un futuro y un propósito. Ese encontronazo al que ser refiere es el que le unió a Daniel Guzmán una madrugada madrileña, litrona en mano, y que le llevó a protagonizar la ópera prima del intérprete y director vallecano. Por entonces no tenía ninguna ilusión, así que no le importó sacrificarlo todo: “Por ‘A cambio de nada’ dejé a mi pareja, a mis amigos, dejé de hablar con mi madre, regalé a mi perro… Dejé todo lo que tenía que ver con mi antiguo yo para convertirme en alguien nuevo, y me gusta más la persona que soy ahora que la que fui”.

 

 

Eso es lo que importa, ¿no? Tras escuchar al Miguel Herrán de ahora nos cuesta imaginarnos al Miguel Herrán de antes, y eso se lo debemos, solo en parte, a Daniel Guzmán. “Recuerdo una frase que me dijo Dani: ‘Ahora no lo sabes, pero cuando aprendas y empieces a trabajar, vas a desear volver a rodar conmigo y volver a vivir esto’. Le dije que ni de coñá, y a día de hoy lo deseo con toda mi alma”. Pero el pupilo no se lo ha montado mal sin el maestro. Tras participar en dos grandes producciones de cine, forma parte de una de las series más comentadas del momento, está dispuesto a seguir estudiando y se plantea incluso subirse a las tablas del teatro (“me encantaría, pero tengo que aprender a proyectar la voz”, confiesa). Lo importante de empezar es saber cuál va a ser el próximo paso, y Miguel Herrán tiene las miras puestas mucho más allá: “Me encantaría hacer una película sobre la vida de mi madre, y luego empalmar con otra sobre todo lo que me ayudó Dani. Es como mi meta en esta profesión”. ¿Suena a locura? Tal vez consiste precisamente en eso.

1. Imprescindibles en tu armario 

Camisetas sin mangas para ir al gimnasio a gusto, sin morirme de calor, pantalones cortos de camuflaje y zapatillas rojas.

2. Un complemento 


Tengo una gorra de Fox maravillosa.

3. ¿Sigues alguna rutina de imagen? 


De deporte sí, pero más enfocado al motociclismo y a las bicicletas que a la imagen.

4. Un referente de estilo 

Mario Vaquerizo es un tipo brutal.

5. Tu icono femenino 


Macarena García.

6. Gadget sin el que no podrías vivir 


¿Una moto vale? (riendo).

7. ¿Utilizas redes sociales? 

Instagram, nada más.

8. Una escapada de fin de semana 


A mi pueblo me escapo todos los fines de semana: Las Navas del Marqués, en Ávila.

9. Tus mejores vacaciones
Depende de si son vacaciones con familia o con amigos. Con colegas te diría el Arenal del año pasado, me lo pasé de vicio, y con mi familia voy todos los años a Málaga.

10. Una película 


‘Bailando con lobos’ (Kevin Costner, 1990).

11. Un libro 


‘A sangre fría’, de Truman Capote

12. ¿Qué estás leyendo actualmente?
‘Memorias de Idhún’, de Laura Gallego García.

13. ¿Qué suena en tu iPod? 

Me gusta mucho la música indie, escucho también Kase.O… De todo tipo, hasta música clásica.

14. Tu programa de TV favorito 

‘La casa de papel’ (riendo).

15. Un bar de copas 


El mítico de debajo de mi casa, de toda la vida. El bar Martín, en Chamberí, en la calle Santa Engracia.

16. Un restaurante 


Mogambo, en Las Navas  del Marqués. Me hago 70 kilómetros solo para desayunar allí.

17. El mayor capricho que te has dado 

Este mes me he comprado dos motos y un quad. Caprichazo.

18. Tu táctica de seducción 


Soy nulo para eso y una persona muy poco sexual, así que básicamente pasar de todo, y si alguien me seduce a mí puedo llegar a caer.

19. El momento RZ de tu vida 


Ganar el Goya.

20. ¿Qué tiene que tener un hombre GQ? 

Tiene que tener cultura en todos los ámbitos, tocar todos los palos, estar al día… Ser una persona rica a nivel psicológico y mental.

21. Un hombre RZ
Álex González.