Portada Muerte celular, vinculada al crecimiento tumoral en pacientes con cáncer de próstata
Investigación Más Salud Medicina

Muerte celular, vinculada al crecimiento tumoral en pacientes con cáncer de próstata

Muerte celular, vinculada al crecimiento tumoral en pacientes con cáncer de próstata

El objetivo de cualquier tratamiento contra el cáncer es matar las células tumorales. Sin embargo, una pequeña paradoja conocida en ciertos cánceres es que el proceso natural del cuerpo para eliminar las células muertas y moribundas, en realidad, puede alimentar el crecimiento del tumor.

Un estudio de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, Michigan, Estados Unidos, identifica la vía por la cual esta acción poco conocida ocurre en las células de cáncer de próstata metastásicas. Entender esto podría ayudar a los investigadores a desarrollar medicamentos para bloquear la dañina aceleración tumoral, al mismo tiempo que permite que el cuerpo elimine las células moribundas, afirma el autor principal del estudio, Hernán Roca, investigador asociado de la Facultad de Odontología de la Universidad de Michigan.

Este proceso de eliminación de restos celulares se denomina eferocitosis, y es una función crítica y normal tanto en personas sanas como en aquellas con cáncer. Estos limpiadores celulares se llaman fagocitos, también conocidos por ser los primeros del sistema inmune en responder para resolver infecciones por organismos invasores extraños.

BLOQUEAR UNA PROTEÍNA PROINFLAMATORIA FRENA LA PROGRESIÓN DEL TUMOR

El estudio encontró que, con células de cáncer de próstata metastásicas, la eferocitosis produjo una proteína proinflamatoria llamada CXCL5, que normalmente no se libera durante la limpieza celular en situaciones saludables. Los investigadores descubrieron que esta proteína CXCL5 estimula el crecimiento tumoral.

Cuando los científicos indujeron la muerte celular en tumores óseos de ratón, se correlacionó con un aumento de CXCL5 y se aceleró el crecimiento de tumores con inducción de muerte celular. Sin embargo, cuando la proteína CXCL5 se bloqueó en los roedores, la progresión del tumor se vio obstaculizada.

Entonces, los investigadores tuvieron en cuenta estos hallazgos para observar muestras de sangre de pacientes humanos con cáncer de próstata metastásico y encontraron que su nivel de CXCL5 inflamatorio era más alto en comparación con pacientes con cáncer de próstata localizado o con personas sanas.

“En presencia de cáncer, el crecimiento celular incontrolado también se acompaña de una cantidad alta o significativa de muerte celular cancerosa”, y esas células muertas deben eliminarse, señala Roca. “El desafío para el futuro es comprender cómo tratar a estos pacientes para evitar esta respuesta proinflamatoria y promotora de tumores, mientras se preserva la función esencial de la eliminación de células”, plantea.

Cuando el cáncer de próstata hace metástasis, con frecuencia aparece en los huesos, y en ese punto es incurable. Dado que el hueso es un depósito rico de estas células inmunitarias fagocíticas, estos hallazgos arrojan luz sobre nuevas terapias efectivas contra el cáncer.

Muerte celular, vinculada al crecimiento tumoral en pacientes con cáncer de próstata