Portada No existe el «gen gay» pero la homosexualidad sí está ligada a la genética, revela nuevo estudio científico
Actualidad Salud

No existe el «gen gay» pero la homosexualidad sí está ligada a la genética, revela nuevo estudio científico

No existe el «gen gay» pero la homosexualidad sí está ligada a la genética, revela nuevo estudio científico

No existe un ‘gen gay’, pero la atracción al mismo sexo sí está afectada por la genética, dice un nuevo estudio

Investigadores analizaron el ADN de casi medio millón de personas y encontraron que hay varios genes que están claramente conectados con el comportamiento homosexual. Sin embargo, todas esas variantes solo son capaces de influenciar pero no de determinar por quién siente atracción una persona.

Es muy probable que las personas que han tenido compañeros sexuales del mismo sexo tengan una o más marcas en su ADN, según lo reveló este jueves el mayor estudio realizado hasta la fecha de los genes y su nexo con la orientación sexual. El estudio, publicado este jueves en la revista Science, utilizó datos de 409.000 personas inscritas en el proyecto Biobank, de Reino Unido, y de 68.500 registradas en la compañía de genética 23andMe, de Estados Unidos.

«Pero todos esos marcadores juntos no son capaces de predecir la orientación sexual de una persona: son cientos o miles de genes, todos con efectos pequeños, los que aparte influencian el comportamiento sexual», aseguran investigadores.

gen gay

Por ende, no hay un gen que determine si una persona es o será gay, bisexual, heterosexual.Aunque la genética juega un rol, el ambiente y otros factores que no son heredados también tienen un papel en moldear y definir la sexualidad.

El estudio que fue realizado por el mismo equipo que en 2018 llevó a cabo otra investigación de gran escala que relacionó distintas variantes del ADN con el comportamiento homosexual.

Los resultados están basados en exámenes genéticos y respuestas a encuestas realizadas a medio millón de adultos en Estados Unidos y Reino Unido. En total, el estudio logró identificar cinco variantes genéticas que no habían sido previamente relacionadas con la atracción sexual.

«Me complace anunciar que no hay ‘un gen gay’. La no-heterosexualidad está influenciada, en cambio, por muchos pequeños efectos genéticos», dijo la investigadora principal del trabajo, Andrea Ganna, una fellow del Broad Institute en Cambridge, Massachusetts y la Harvard Medical School en Boston.

gen gay 1

Ganna también afirmó que la próxima tarea de los investigadores será relacionar las variantes genéticas a genes específicos. Tratar de identificar con exactitud en qué región del ADN se encuentran serán los próximos retos del equipo.

La investigación «proporciona la visión más clara hasta el momento de los fundamentos genéticos del comportamiento sexual entre las personas que se sienten atraídas por su mismo sexo», dijo el coautor Benjamin Neale, genetista psiquiátrico del Broad Institute en Cambridge, Massachusetts.

«También hemos encontrado que efectivamente es imposible predecir el comportamiento sexual de un individuo mirando su genoma. La genética representa menos de la mitad de su historia de comportamiento sexual (25%). Aún así se le puede considerar un factor contribuyente muy importante», apuntó Neale, citado por la agencia AP.

Otro resultado pone en peligro la idea de que la orientación sexual puede medirse en un rango, según la llamada escala de Kinsey, del nombre del biólogo estadounidense que la definió en 1948.

Esta escala se divide en grados: de 100% homosexual a 100% heterosexual, pasando por bisexual.

Suponer que cuanto más se siente atraído por alguien del mismo sexo, menos se siente atraído por el otro sexo, es una simplificación excesiva», dicen los investigadores, después de comparar los marcadores genéticos que afectan el número de parejas de cada sexo.