Portada Si no te gusta comer verdura… bébetela
Salud

Si no te gusta comer verdura… bébetela

 

Hay cosas que no cambian por más tiempo que pase. El comer verduras es una de ellas. Sabemos que son saludables y todo eso, pero aún así nos cuesta comerlas. De niños tenemos la excusa de la edad, pero de adultos nos encargamos de buscar muchas otras. La falta de tiempo para cocinar es una de las más comunes. Pero tenemos buenas noticias para ti: ¡se acabaron las excusas!

Los caldos de verduras son una excelente opción para beneficiarte de lo mejor de estos alimentos sin necesidad de pasar horas en la cocina. ¿Un ejemplo? El caldo de zanahoria. Si crees que esta hortaliza naranja pierde sus propiedades al convertirse en caldo, estás equivocado. Al ser troceada, cocinada y mezclada aumenta la biodisponibilidad de su betacaroteno, que se convierte de manera natural en vitamina A en el intestino grueso. El betacaroteno tiene propiedades antioxidantes que fomentan el buen funcionamiento de la retina y combaten los signos del envejecimiento de la piel, entre otras muchas funciones (como protegerte contra los rayos UV). Una sola ración de caldo de zanahoria ecológica Aneto 100% Natural Betacaroteno aporta el 38% de la C.D.R. de vitamina A. Además, puedes tomarlo caliente o frío.

El caldo de alcachofa es otra de las mejores opciones. El de Aneto está elaborado sólo con verduras frescas ecológicas: alcachofa, cebolla, espárragos verdes, hinojo, jengibre, menta y apio. ¡Sin nada de sal! La alcachofa, además de ser diurética, resulta muy digestiva, regula la acidez del estómago y te sacia rápidamente gracias a su alto contenido en fibra. Aporta vitaminas como la A, la B y minerales como el magnesio, potasio, sodio y hierro. ¡Y apenas aportan 23 calorías por cada 100 gramos! Su caldo es perfecto para disfrutar de ellas, refrescarte y paliar los excesos del invierno ahora que llega el buen tiempo. ¿Te animas?

 

Mercedes-Benz