Portada Numa, el nuevo italiano de moda en Madrid creado por Sandro Silva y Marta Seco, dueños de Amazónico y Ten con Ten
Rincones Gastronómicos

Numa, el nuevo italiano de moda en Madrid creado por Sandro Silva y Marta Seco, dueños de Amazónico y Ten con Ten

Restaurante Numa Pompilio. En apenas 13 años, el grupo hostelero El Paraguas de Sandro Silva y Marta Seco (con el conglomerado turco Dogus Group como socio desde enero) suma cinco restaurantes (entre ellos el restaurante Amazónico o el Ten con Ten), 1.250 plazas, 470 empleados, una facturación de 36 millones de euros (la previsión para 2017 es de 45 millones) y una fidelizada clientela que llena sus locales del madrileño barrio de Salamanca y que, casi seguro, ya ha cumplido con la visita a su último estreno: Numa Pompilio. Grupo Paraguas ha elegido la calle Velázquez para volver a diversificar, esta vez, con un formato de cocina italiana. “La Italia menos conocida, con productos de verdadera herencia y elaboraciones tradicionales, sin ser puristas, reflejando el espíritu nómada italiano”, define Silva.

La oferta gastronómica avanza un grado en cada local de este brasileño-asturiano, en cocina y bodega (con 150 referencias del país alpino en Numa). Silva y Seco mantienen su afán perfeccionista en los detalles (incluido el interiorismo, que gesta y supervisa la empresaria). Pero en la ecuación, responsable del previsible éxito de Grupo Paraguas, falta un factor: el matrimonio propietario ha sabido reeditar el rol de anfitriones que conocen y miman a la clientela, que busca justamente eso cuando se sienta en un restaurante.

Y, ¿qué hay que comer en Numa? Arrancando por la caja de panes del obrador de Silva en Jorge Juan, cabe empezar por un gran Vitello tonnato en salsa de atún de Zahara y encurtidos (22 euros) o las Flores de calabacín crujiente con anchoas (22 euros), y pasar a algún carpaccio, como el de Gamba roja (30 euros). Como platos principales, se puede optar por alguna pasta (de 20 a 33 euros), como el Tagliolino con almejas de Carril y salsa verde; carnes, como la Orecchiona de elefante madurada (66 euros, para dos personas); o pescados, como el Guazzetto de frutos de mar con focaccina al romero (22 euros). De postre (7,50 euros), Tiramisú preparado ante el cliente o Panna cotta de vainilla y amarenas. El tícket medio se sitúa en unos 80 euros. Con un equipo de 70 profesionales, al comedor de 120 plazas se suma uno de los patios ajardinados más agradables de Madrid con otras 80.

¿Por que se va a convertir en el italiano de moda en Madrid?

  • Porque Sandro Silva y Marta Seco parecen haber dado en la ‘tecla’ con la que atraen a un fidelizado cliente de Madrid, pero también llegado de fuera de la ciudad e, incluso, de España.
  • Porque cuenta con una de las terrazas ajardinadas más agradables y mejor ubicadas de Madrid.
  • Porque parece elevar la ambición gastronómica frente a otros locales de Grupo Paraguas, también por el lado líquido con el fichaje del sumiller Juanma Galán, al frente de una oferta que suma 150 referencias de Italia.
  • Por su gran ‘Vitello tonnato’.
Mercedes-Benz