Portada ¿Qué pasa en las relaciones entre hombres “heteros”?
Sexualidad

¿Qué pasa en las relaciones entre hombres “heteros”?

Los llamados “bromances” son las denominadas relaciones entre hombres heterosexuales, que crean un vinculo afectivo fuerte, donde “supuestamente” no hay lugar para lo sexual, pero sí, para las caricias, incluso los besos.

Recientemente, un estudio publicado por Sex Roles: A Journal of Research, investigadores de la Universidad de Winchester en Reino Unido dejan claro que el hombre actual ve la masculinidad con “menos estereotipos”.

Para llegar a esta conclusión encuestaron a 30 universitarios “heterosexuales”, preguntado acerca de las relaciones afectivas que sostenían con sus amigos, también heterosexuales.

El resultado

29 de los hombres encuestados comentaron que su relación ‘bromantica’ más allá de la amistad. Porque con su “mejor amigo”, ellos podían dormir abrazados, en ocasiones compartir besos, había mucho intercambio de caricias, además conversaban sobre temas de sexo, sexualidad, salud, incluso, muchos revelaron que han estado en varias oportunidades totalmente desnudos frente a sus compañeros bromanticos, sintiéndose completamente en confianza y cómodos.

Según Adam White, coautor del estudio:

“Un bromance es entre amigos cuyo apoyo mutuo es ilimitado y constante. Todos los participantes dijeron que tenían al menos una relación que se podía catalogar como un bromance. Los participantes sugirieron que un amigo bromantico era una persona que está literalmente a su disposición todo el tiempo”.

Tener un bromance es altamente recomendado para todo hombre, pues de acuerdo a otro estudio reciente, este tipo de relaciones brinda un gran soporte emocional, por lo que se obtienen beneficios que de otra forma serían difíciles de alcanzar.

“No solo la habilidad de expresar el amor en un bromance se valora”, dijo White. “Nuestros participantes pudieron expresar vulnerabilidad en este tipo de relaciones y divulgar sus conflictos personales sin el miedo de quedar en ridículo”.

Algo en común que tuvieron todos los hombres con bromance, es que se sentían libres de ser juzgados en este tipo de relación.

Lo cual les permite empujar los límites culturales de la masculinidad tradicional y expresarse de mejor forma frente a sus amigos del mismo sexo.

Entre los beneficios de los bromances se encuentra la disminución de la homofobia, el sexismo y las tendencias misóginas.

“La masculinidad ya no quiere decir actuar de una forma tóxica, pues ahora a los hombres se les permite tener un nivel más emocional con otros hombres sin necesidad de ocultar sus sentimientos hacia ellos”, compartió Adam White.