Portada Pedicura de hombres, cómo, cuándo y por qué
Afeitado Cuidado personal Vello Corporal hombre

Pedicura de hombres, cómo, cuándo y por qué

Pedicura de hombres

Los pies, esos grandes olvidados del mundo de la belleza, también reclaman sus cuidados

Ahora que la temporada de sandalias está a punto de comenzar es conveniente recordar que el uso de este calzado conlleva una responsabilidad. La regla principal a la hora de lucirlas no es otra que la de llevar unos pies en perfecto estado libres de durezas, uñas largas y suciedad. Algo que por muy evidente que parezca para muchos queda en el olvido al considerar los cuidados propios de estas extremidades como un extra más que como un básico. Una convicción más que equivocada contra la que diariamente tienen que luchar profesionales como Elena Comes, directora de Le Petit Salon, quien asegura que todavía el porcentaje de hombres que acude a su centro a someterse a estos tratamientos es demasiado bajo.

Tan solo un 25% de la clientela es masculina aunque sí es cierto que en los últimos años se ha notado una tendencia a la alza entre quienes se han concienciado de que hay que hacerse la pedicura por algo más que una cuestión estética: “es recomendable para descarnar las uñas y que no duelan además de para quitarse las durezas que son horribles”, explica Comes. A esto hay que unirle un aspecto como recuerda Noelia Jimenez, propietaria del salón al que da nombre: “sirve también para prevenir problemas de salud, como heridas o la aparición de hongos”.

Pedicura de hombres

El objetivo es por tanto higiénico, saludable y puede tomarse incluso como algo relajante porque más allá de limpiar a fondo el área debajo de las uñas o deshacerse de cualquier piel muerta o callos está el poder disfrutar de un momento de tranquilidad en el que los pies viven durante unos minutos esa atención de lujo que no les damos nunca. Un auténtico placer que todos deberíamos experimentar al menos una vez en la vida o lo que es mejor, como aconsejan los profesionales, cada mes y medio.

Pies perfectos en solo media hora

No importa lo largos o retorcidos que tengas los dedos ni los callos que te hayan aparecido a lo largo de los últimos años; una sola sesión de pedicura es capaz de hacer que el aspecto de tus pies mejore de forma considerable. Esto es algo extensible tanto para hombres como para mujeres porque, como aclara la directora de Le Petit Salon, “la única diferencia es que a ellos hay que hidratarles más los pies y trabajar más las durezas y no se esmaltan por lo que el tiempo suele ser similar”. Aproximadamente entre 30 y 45 minutos suele ser la duración de estos tratamientos aunque, por supuesto, esto siempre depende del centro al que acudas y los extras que solicites.

Pedicura de hombres

“Es importante exfoliar para eliminar células muertas y lograr una mayor absorción de productos cosméticos. Si las cutículas son naturalmente cortas, con mantenerlas hidratadas bastará. Si por el contrario es necesario retirarlas se aplica sérum anti cutículas, que ayuda a cortarlas y ralentiza su crecimiento. El corte debe ser en línea recta, que después se redondea ligeramente con una lima, siempre en el mismo sentido para evitar la descamación de la uña. Por último, tras un baño de hidratación con productos nutrientes, se puede terminar con un esmalte protector de acabado mate inapreciable, que fortalece la uña, o con un pulido especial, para conseguir una textura lisa y un brillo extra natural”, cuenta Jiménez. “Nuestra pedicura, por ejemplo, trabaja sobre todo las zonas de presión o roce como son planta y talones, para eliminar las durezas y evitar los callos en su primera fase. Incluye una fase de hidratación intensa a base de la aplicación una crema rica en vitaminas y minerales, que calma y protege de la sequedad”, prosigue.

Con todas las piezas del puzzle sobre la mesa ya no hay excusas para no reservar tu cita en algún centro especializado y hacer que tus pies dejen de ser los grandes olvidados en lo que a cuidados se refiere.

Mercedes-Benz