Portada Películas de temática gay que debes de ver
Actualidad Cine

Películas de temática gay que debes de ver

Estamos en un mundo que día a día la liberación del hombre gay es más común de lo que fuese unos años atrás, aunque, existen países donde el tema de la homosexualidad está vetado, no nos damos por vencidos y la lucha continua.

Una muestra gráfica de la lucha y todo lo relacionado con el ambiente de hombres gais son las películas. Que además de ser obras cinematográficas, llegan a ser un claro ejemplo de lo que es ser gay a lo largo de los años.

Mi nombre es Harvey Milk

Película que le valió el Oscar a Sean Penn y que contaba la historia del primer hombre abiertamente gay en ser elegido para un cargo público en Estados Unidos.

Diferente a los demás

Bienvenidos a la primera película gay. Data de 1919 y es posible que te preguntes cómo y por qué pudo existir esta película en aquella época. Pues bien, se trata de una película muda alemana, rodada después del fin de la Gran Guerra y unos años antes del inicio del nazismo.

Philadelphia

Mucho después de aquella primera película se rodaron algunas otras, pero tal vez Philadelphia fue la que más hizo por el colectivo hasta ese momento. Una conmovedora historia que dio la vuelta al mundo, que rompió muchos tabúes sobre lo que era la homosexualidad.

Weekend

Película de culto gay que abre en canal los sentimientos, miedos y aspiraciones de una pareja destinada a compartir, simplemente, un fin de semana de sus vidas.

La chica danesa

Einar Wegener dejó salir por un momento a Lili Elbe y ya no hubo vuelta atrás. Ella fue la primera persona a la que se aplicó la reasignación de sexo y, aunque no saliera como se esperaba, su coraje sirvió de ejemplo para todos aquellos que vinieron después.

The Normal Heart

Película ambientada en 1985 que cuenta la lucha contra el sida del colectivo homosexual en unos años en los que la mayoría de la población ignoraba el problema pensando que era una epidemia exclusiva de gais.

Mi hermosa lavandería

En esta película se muestra una historia de amor interracial entre dos hombres que además está teñida por un ambiente crispado lleno de racismo y clasismo. Un ambiente idóneo, vamos.

Bent

Un durísimo retrato que muestra cómo eran tratados los homosexuales durante el nazismo y las humillaciones a las que eran sometidos en los campos de concentración. Un retrato muy duro, pero también muy necesario.

Dallas Buyers Club

Esta película, que le valió un Oscar a sus dos protagonistas, habla también de la problemática del sida en los años 80 y sobre todo de cómo dos personas de mundos totalmente diferentes son capaces de tolerarse y (a su manera) respetarse. Sí, aunque a veces no lo parezca, es posible.

Brokeback Mountain

Mostraba la historia de amor prohibido entre dos hombres en la Estados Unidos profunda de los años 60. Una historia de amor, pero también de odio y de incomprensión a su alrededor que está tan bien escrita e interpretada que es imposible no sentirse de lado de los protagonistas.

Víctima

Película de 1961 que muestra la hipocresía de aquella época en la que un gay es chantajeado para no exponer al mundo su condición sexual. El filme, muy valiente e inusual en su época, no era sino un triste retrato del rechazo y la censura que existía en aquel momento de la historia hacia cualquier persona que no fuera heterosexual.

Maurice

Las historias de príncipes enamorados de príncipes también existen. Y si no, solo hay que repasar Maurice, una cinta de 1987 ambientada en el S.XIX que recordaba que, en contra de lo que puedan algunos pensar, la homosexualidad siempre ha existido en todos los estratos sociales.

Capote

Una de los aspectos más interesantes en Capote es que muestra esa otra parte de la sociedad (la alta sociedad) en la que ser gay no es que estuviera aceptado, pero tampoco estaba del todo mal visto.

The Imitation Game

Una película basada en hechos reales que, sin girar en torno a la condición sexual de su protagonista, sí hace de ella una parte imprescindible de la misma. Y es que no se entiende la vida de Alan Turing (y mucho menos su trágico final) sin mencionar que era gay.