Portada Peligros de la noche. Parte 1.
Relatos gay

Peligros de la noche. Parte 1.

64b317c373e499ee9c5f15dac78b9354 - Peligros de la noche. Parte 1. - relatos-gay

Raúl era un chico de 17 años, que estudiaba Io de bachillerato, tenía muchos amigos, pero solo cuatro eran de verdad y los que estaban siempre. Raúl es alto, lleva lentillas, pelo punta medio rubio, un pendiente, piercing en la lengua y en la nariz, y un par de tatuajes, la inicial de su abuelo y la de su hermano pequeño de 8 años, solía salir de fiesta y emborracharse muy amenudo, y de ligar sus amigos le dicen que casi siempre se acaba enrrollando con alguien, pero con las borracheras que se coge no recuerda nada nunca. El era hetero, pero nuca negaba el experimentar alguna vez en su vida, de hecho el quería probar muchas cosas.

Esa noche, estaba aburrido en casa, tenía ganas de salir de fiesta pero ninguno te mis amigos se animaba, ni si quiera viendo películas se me pasaba el aburrimiento. Sobre las 23:15 recibí un whatsapp de Pedro por el grupo de mis amigos, los que no se animaban a salir, en el que ponía “Raúl me animo a salir, estoy demasiado aburrido; si te da tiempo en media hora en el centro.” al instante le contesté “Perfecto, me cambio y voy ¿alguien más se anima a salir?” nadie lo leyó salvo Pedro. Pedro era alto, bastante fuerte, aunque normal se pasaba el día en el gimnasio, todos pensamos que pierde el tiempo con su novia, tiene 17 años y llevan un año, a esta edad ambos tenía que aprovechar y tirarse a todo lo que se mueva.

A los cinco minutos contestó Andrés “Yo me animo, que estoy demasiado aburrido en casa y no tengo sueño, además hoy tengo ganas de ligarme a alguien”. Andrés era bastante putero, cada vez que salía se liaba con quien quería, además como es bisexual siempre liga el cabrón. Tras el whatsapp de Andrés parece que el resto se animó que íbamos a salir los cinco amigos, la noche no parecía que fuera a defraudar.

Adri me manda un whatsapp por el privado “¿Me pasas a buscar?”, y le respondo “Si, en cinco minutos estoy, pero intenta estar preparado porque vamos justos de tiempo” no tarda ni treinta segundos en contestar (Algo muy raro en el): “no te preocupes, que ya estoy preparado”, que raro, con lo lento que suele ser, “Está bien ya salgo de casa, subo por donde Enrique el de 2o que tardo menos” le contesto. Adrián siempre ha sido bastante tardón, y de fiesta lo daba todo, el pobre siempre intentaba ligar tanto como Andrés, pero no es que tuviera un cuerpo perfecto, no estaba gordo, pero estaba demasiado delgado, aunque cuando ligaba hacía de todo con la que fuera, siempre nos lo contaba al día siguiente con todo detalle.                                                                                                I

Su calle siempre da mal rollo, la pasé corriendo y llegué a su casa, toqué el timbre, y me responde su hermana pequeña, Ana

-¿Quién es?- Dice bastante borde, probablemente estaba apunto de dormir, raro en ella.

-Soy Raúl abre o dile a tu hermano que baje.

-Adrián baja, Raúl te está esperando.

-Dile que ya bajo.- Se le oyó gritar mientras cerraba una puerta, espero que fuera la de su cuarto y que ya bajara de verdad, porque sino llegaríamos bastante tarde.

Y efectivamente tardó en bajar.

-Tío vete a la mierda, me has tenido aquí diez minutos, ya sabes el mal rollo que me da tu calle…

-Perdón Raúl es que me tenía que lavar los dientes y peinar, ya sabes lo que tardo en peinarme.

-Bueno da igual, vamos rápido que llegamos cinco minutos tarde.- Le digo mientras empiezo a andar rápido, poco más y nos poníamos a correr.

Menos mal que Adri vive prácticamente al lado del centro.

Llegamos allí y estaba todos esperándonos.

-Tíos ya os vale llegar tarde.-Dice Andrés bastante borde.

-Andrés tranquilo, que solo llegamos 7 minutos tarde-Le digo mientras rio para relajar el ambiente.

-Venga vamos ya al Tess, que igual luego nos toca pagar.

-¡Si señor!- Decimos todos a la vez en tono militar mientras nos reimos.

-Bueno Andrés, ¿Hoy a pollas o coños?- Le pregunta Rober.

-A lo que surja- Le contesta Andrés, quien parece que hoy se follaría a cualquiera, nunca entenderé su obsesión por follar.

Rober es el más feillo del grupo aunque con su labia se lleva a todas las tías de calle, yo pienso que en el fondo, muy en el fondo, el quiero probar con un tío, y ese tío tiene que ser Andrés.

Estábamos llegando al Tess, la verdad es que era el mejor bar, era grande barato y siempre estaba lleno.

Entramos todos y nos pedimos unos tequilas para empezar la noche.

-Por nosotros.-Dice Pedro.

-Por quien me folie hoy.-Dice Andrés.

-Por la borrachera que mangaré hoy.-Digo yo.

-Por que hoy moje.-dice Adri.

-Por que hoy haya tías buenas.-Dice Rober.

Y bebemos los cinco el chupito a la vez.

-¡Dios, como arde!- Gritamos los cinco a la vez.

-Ponme un vodka limón.- Le digo al camarero, este camarero era nuevo, era moreno alto, guapete y mazado, aunque lo de mazado no es raro, porque en todos lo bares todos estaban mazados.

-Aquí tienes-Dijo mientras dejaba la copa- son 4€.

Le pago y justo cuando me giro.

-Chaval.- Me gritó el camarero.

-Raúl, me llamo Raúl, y dime.

-Encantado, yo soy David.- Dice mientras extiende el brazo para darnos la mano.-¿Quieres un chupito?- Dice mientras nos damos la mano.

-Si no me cobras si.-Digo mientras rio.

-Pues tómate un chupito conmigo entonces.

-Pon dos tequilas.

Pone los tequilas y los bebemos casi al instante en el que los dejó en la barra.

-Bueno, me verás varias veces pidiéndote copas y chupitos.- le digo mientras rio y me voy.

Mercedes-Benz