Portada Pepe Barroso es el hombre que mejor lleva el bañador este verano (so far)
Actualidad LifeStyle

Pepe Barroso es el hombre que mejor lleva el bañador este verano (so far)

El modelo te demuestra que hay vida para esta prenda fuera del agua.

 

Al igual que los calcetines, el bañador es un imprescindible en el armario masculino, salvo que seas un nudista ortodoxo, en cuyo caso, puedes dejar de leer este texto. Su carácter de prenda necesaria no ha mermado en absoluto su faceta estética, y cada verano sus diseños aparecen renovados o revisados al calor de las tendencias, como cualquier otra pieza de tu vestuario.

Ya te hemos contado que este año el bañador se lleva entre el bóxer y la bermuda, con el bajo a la altura de la mitad del muslo; te hemos explicado cómo vestirlo con estilo; y hasta hemos seleccionado los que más se ajustan a tu estilo y a tu bolsillo. Hoy, por cortesía de Pepe Barroso, te ilustramos sobre cómo convertirlo en una prenda versátil apta para tus looks más casual dentro y fuera de la playa.

En su versión de baño, Barroso acierta de pleno con la altura y con el diseño con aires retro, que es otra de las tendencias de esta temporada. Los complementos deben añadirse a gusto y creencias de cada uno, si bien es cierto que nunca debemos pecar por exceso.

En tierra, el bañador puede convertirse en un práctico sustitutivo de las bermudas para acercarse al mercadillo a hacer unas compras (o al chiringuito a tomarse unas cervezas), ya que evita engorrosos cambios oculto bajo una toalla en mitad de la playa.

El bañador está pensado para darte libertad y comodidad en un entorno en el que conviven humedad, arena y protección solar. Si eliges el color adecuado(este salmón con fosforescencias resalta el moreno y aporta modernidad y elegancia a partes iguales) y lo combinas con otros básicos veraniegos, como un polo de piqué con bolsillo y unas alpargatas, tendrás un look casual perfecto para tus incursiones en el asfalto.

Mercedes-Benz