Una encuesta reciente arrojo que 70 % de las personas entrevistadas elegían a los bomberos como su fantasía sexual recurrente.

Policías y médicos les siguen de cerca.

Los encuestados no vieron a los médicos tan sexualmente atractivos y prefieren otro tipo de oficios, como pilotos, policías y militares.

Según los investigadores, este deseo por hombres con uniformes se debe muchas veces a la necesidad de sentirse protegido.

Están los que los prefieren por su capacidad de ser responsables, ordenados y disciplinados, y los que simplemente buscan a este tipo de hombres por considerarlos dominantes y de carácter fuerte.

Algunas teorías apuntan que esa atracción por los uniformes se debe, en parte, a la excelente forma física en la que se encuentran gran parte de los hombres que se dedican a profesiones uniformadas.

Además, también se considera que vestir uniforme da un toque de misterio y demuestra mucha masculinidad.

También juegan un papel fundamental otros aspectos, como el cuidado personal. El cabello debe estar corto y con un peinado muy discreto.

El uniforme siempre debe ser a su medida, estar bien planchado y con varios accesorios que los hacen llamar la atención.

 

 

One thought on “Por qué nos atraen demasiado los hombres uniformados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *