Portada ¿Por qué nos gustan que los chicos tengan buen culo?
Actualidad

¿Por qué nos gustan que los chicos tengan buen culo?

Por qué nos gustan que los chicos tengan buen culo

La pregunta parece necia, pero hace parte de algo de lo que siempre hablamos cuando vemos pasar a un chico con la retaguardia bien puesta. Los chicos con buen trasero son un imán para las miradas y un verdadero tesoro a la hora de iniciar una relación de pareja, con alguien que será la envidia de todo el que te vea caminar con él.

Por eso, para responder a la ‘pregunta del millón’, aquí te presentamos 7 razones por las cuales nos gustan los chicos con buen trasero.

  1. Luce increíble en traje de baño: Empecemos por lo más trivial. Un chico con buen trasero es el rey del verano. Vaya donde vaya, si usa bermudas ajustadas o un traje de baño más corto, su trasero lo convertirá en el alma de la fiesta.
  1. Bailan como los dioses: Nadie ha visto nunca a un dios bailando, pero si lo hiciera, seguramente un trasero bien formado sería parte de la imagen. Para un chico con buen trasero, bailar bien es una obligación que se cumple sin excepciones. Ellos saben lo que tienen y por supuesto que aprendieron a moverlo muy bien.

  1. Puedes usarlo como una almohada: Si estas con un chico de buen trasero y te cansaste de acostarte sobre su pecho rígido o sobre sus brazos tensos, date un merecido descanso y usa su trasero como almohada. Seguramente te sentirás en el cielo y dormirás como un bebé.
  1. Verlo te motiva a entrenar: Siendo sinceros, lo primero que sigue al placer de ver un buen trasero es el deseo de tener un igual… O por lo menos parecido. Por eso, si eres de los que disfruta del ejercicio, mira a los chicos con buen trasero y úsalos como motivación para alcanzar tus metas en el gimnasio. Hacer sentadillas, puede ser una buena forma de comenzar a esculpir tu propio trasero de ensueño.
  1. Él tiene buenos genes: Entrando en temas más profundos, estudios recientes han demostrado que un hombre de buen trasero es también alguien con buena genética en temas de funcionamiento cerebral y salud cardiaca. Así que si adoras a los hombres que no son locos y que además tienen un buen corazón, empieza a descartar aquellos de trasero chato.
  1. Es un deleite verlo caminar: Pueden pasar horas y seguramente no nos aburriremos de ver un trasero perfecto realizando su hipnótico movimiento de ‘sube y baja’ mientras tu chico camina. Definitivamente, ver un trasero perfecto en movimiento es más entretenido que pasar horas en Netflix.

  1. Los pantalones le quedan muy bien: Finalmente, no importa qué tipo de pantalón use, pues todo le queda bien. Y si tienes la fortuna de tener un novio con un trasero bien formado, salir con él es como ir de gancho con un modelo al que todo le queda bien.
Mercedes-Benz