Portada Posturas sexuales para volveros locos de placer.
Sexualidad

Posturas sexuales para volveros locos de placer.

Seguro que ya habéis probado a hacerlo a cuatro patas en infinidad de ocasiones, pero probad a hacerlo acostados. El pasivo deberá levantar ligeramente su cadera, mientras que el activo tendrá que balancearse para hacer bien la penetración. Usad una almohada para mayor comodidad.

2. La cuchara.

No hay mejor manera de dar los buenos días que con un buen abrazo por detrás en el que el activo penetra al pasivo, acostado de lado y con las piernas un poco abiertas.

3. El perrito clásico.

Volvamos a la postura de los canes, porque es la postura ideal para el sexo anal. El pasivo se coloca a cuatro patas, de rodillas y apoyándose sobre las manos o lo codos, y el activo se coloca por detrás para penetrarle profundamente agarrándole de las caderas… o de lo que pille.

4. La profunda.

Si el pasivo quiere recibir todo el pene del activo bien adentro, que se tumbe boca arriba y se lleve las piernas al pecho. Así, el activo de rodillas podrá penetrarle hasta el fondo, besarle y estimular también su pene.

5. La sorpresa.

Una variante ingeniosa del perrito, en la cual el pasivo se pone de pie y se inclina todo lo que puede hacia delante, dejando vía libre al activo. ¡A ver si lográis manteneros en pie con las embestidas!

6. El espejo.

Esta es una variante de la profunda, pero en ella el pasivo tiene que levantar las piernas por completo, para lo cual puede apoyarlas en los hombros del activo. La penetración será muy profunda.

7. Móntale.

El pasivo puede sacar su lado más activo sentándose sobre el pene del activo, completamente estirado y boca arriba. Aquí es el pasivo el que toma las riendas de la penetración, ya sea de cara o de espaldas a su amante.