Portada Practica el beso negro con estos consejos
Sexo gay

Practica el beso negro con estos consejos

Practica el beso negro con estos consejos

Advertencia: Contiene imágenes explicitas de sexo

El beso negro, todo un clásico en el sexo gay para poner las cosas más fáciles a la hora de practicar sexo anal. Pero aún habrá a quienes les de miedo o repelús esta práctica sexual. Toma nota:

Presta especial atención a la higiene

Básico antes de hacer cualquier cosa ahí. El receptor del beso negro debe limpiar cuidadosamente la zona y el ano con agua y jabón. En tu farmacia también puedes preguntar por productos o geles específicos para la limpieza anal. ¡Que ese culo quede impecable! Pero teniendo en cuenta que la piel en determinadas zonas es mucho más sensible…

¡Protégete!

Y saborea Ya te contamos que es una zona donde abundan las bacterias, virus y parásitos. Por eso siempre hay que protegerse. Puedes usar un condon abierto por la mitad, una barrera bucal o, si no tienes nada mejor a mano, plástico de cocina. Si la confianza con tu pareja es total, ¿por qué no saborearlo a tope usando lubricantes de sabores?

Mueve mucho esa lengua

Un buen beso negro excitará al máximo a su receptor, ya que el ano tiene multitud de terminaciones nerviosas y es una zona extremadamente sensible. ¡Usa mucho la lengua! Da lengüetazos, penétrale un poco con la lengua, haz círculos, juega con tus dedos…

Usa tu imaginación

Enlazando con el punto anterior, déjate llevar. ¿No querrás ser un aburrido y tener relaciones sexuales monótonas? Sal de la rutina con el beso negro, explora, mete un dedo (o dos, o más…) y usa la lengua a la vez, acaricia las nalgas, los testículos, dale un pequeño azote, combínalo con la masturbación… ¡no tengas miedo a probar y disfrutar juntos! ¿Qué tal un 69 con beso negro?

Cuidado siempre con las ETS

Sabemos que el beso negro gay es una práctica muy satisfactoria para todos, pero ambos podríais contraer alguna ETS como herpes o gonorrea con esta práctica. ¡Siempre con cuidado!