Portada El príncipe Guillermo de Inglaterra, premiado por su lucha contra la homofobia
Actualidad

El príncipe Guillermo de Inglaterra, premiado por su lucha contra la homofobia

Aprende, Felipe: el príncipe Guillermo de Inglaterra acepta un premio LGBT por su lucha contra la HOMOFOBIA.

En España hace un par de meses todo el mundo hablaba de lo maravillosos que eran los reyes Felipe y Letizia porque habían dicho que apoyaban el Orgullo LGBT. Deseaban que la celebración fuera un éxito. Resulta que eso es lo que dicen de cualquier evento y celebración, tratando siempre de mantenerse neutrales. Pues ya podía Felipe aprender del príncipe Guillermo de Inglaterra, que se moja y bastante respecto a temas muy importantes. Le hemos visto de portada en una revista gay, hablando sobre problemas mentales con Lady Gaga, y ahora le vemos aceptando un premio LGBT por su defensa contra la homofobia. El príncipe Guillermo de Inglaterra, premiado por su lucha contra la homofobia.

 

El príncipe Guillermo de Inglaterra recibía el premio de “aliado heterosexual del año” en la sexta edición de los British LGBT Awards que se entregaban el pasado viernes. Estos premios reconocen a personas y organizaciones que promueven la igualdad del colectivo LGBT. Aunque el príncipe no asistió a la ceremonia, sí grabó un vídeo aceptando el premio y hablando de su lucha contra la homofobia y la transfobia. Sarah Garrett, cofundadora de los British LGBT Awards, lo presentaba así: “Prince William has used his position to promote diversity and speak out against homophobic bullying. He is a very deserving winner of the ally award and it is wonderful that he took time out of his schedule to make this short video”.

En el vídeo, que puedes ver más abajo, verás que el príncipe Guillermo dice cosas como las siguientes: “Nadie debería ser acosado por su sexualidad. Es muy importante estar orgulloso de la persona que eres (…) En los últimos años me he apasionado con lo que podemos hacer para proteger a las personas del acoso, particularmente del ciberacoso (…) He podido conocer una serie de historias trágicas sobre jóvenes LGBT que tristemente se sintieron incapaces de hacer frente al abuso y la discriminación a la que tenían que enfrentarse en sus vidas. En 2017, nadie debería ser intimidado por su sexualidad ni por cualquier otra razón”.