Portada Provincia de Australia pidió perdón por condenas a homosexuales
Actualidad

Provincia de Australia pidió perdón por condenas a homosexuales

People stand in front of Brandenburg gate, lit up in support of the victims killed in an Orlando gay nightclub, in Berlin, Germany, June 18, 2016. REUTERS/Hannibal Hanschke - RTX2GYV3

Una de las provicnias de Australia pidió perdón a cientos de personas pertenecientes al colectivo LGBT que fueron condenadas por mantener relaciones homosexuales.

Las condenas se produjeron hace varias décadas, y recayeron sobre hombres cuya conducta fue denominada “sopechosa” por los tribunales.

El Gobierno australiano se encuentra estudiando una propuesta para borrar los antecedentes penales de las personas que fueron imputadas por su orientación sexual.

La prohibición contra el sexo homosexual fue derogada en el año 1990

La solicitud de disculpas fue hecha por la gobernadora del estado de Queensland, Annastacia Palaszczuk, quien expresó el “arrepentimiento oficial” a los miembros de la comunidad diverso sexual del país por la prohibición contra el sexo homosexual. Esta medida fue derogada en el año 1990.

Luego de aprobada la legislación para eliminar los registros penales por estos casos, Queensland se sumará a otros tres estados y a la capital del país en la iniciativa de suprimir el prontuario policial para aquellos condenados por sostener relaciones con personas de su mismo sexo, que ya no son ilegales en ninguna parte de la nación. Otros dos estados y un territorio todavía no tomaron decisiones al respecto.

Ustedes han sido ofendidos y vilipendiados, y por ello les expreso nuestro profundo arrepentimiento por el dolor que han sufrido”, dijo Palaszczuk en un acto realizado en la Asamblea Legislativa del estado.

“Al criminalizar la actividad homosexual entre adultos responsables, la Asamblea Legislativa de este estado deshonró a sus ciudadanos e institucionalizó el prejuicio y la discriminación“, añadió a funcionaria.

Uno de los sentenciados, Alan Raabe, señaló que no pudo dedicarse a la docencia por sus antecedentes. Raabe fue condenado por agresión sexual en 1988, en lo que realmente fue un acto homosexual entre adultos con consentimiento.

Raaber estuvo presente en el acto de disculpas. “Es como si se disipara una nube que se cernía sobre mí, como que al fin alguien me prestó atención”, aseveró.

Aunque ser homosexual ya no es un delito en todo el territorio, quienes fueron condenados en el pasado todavía deben revelar el registro penal a sus empleadores, si desean ingresar en los sectores público, educativo o de cuidado infantil.

Ahora, las personas podrán solicitarle al Departamento de Justicia que sea eliminada su condena por “indecencia pública”.

En Queensland los actos homosexuales conllevaban una pena de 14 años de cárcel y la policía del estado perseguía con severidad a quienes eran señalados por su orientación sexual.

Mercedes-Benz