Portada ¿Puede el ejercicio reducir el impulso sexual del hombre?
Actualidad Deportes

¿Puede el ejercicio reducir el impulso sexual del hombre?

Deporte gay

Deporte gay

Los hombres que disfrutan entrenar al máximo, pueden rendir al 100% en el gimnasio, pero no rendir tanto en la cama. Según un nuevo estudio de la Universidad de Carolina del Norte (UNC), el ejercicio extenuante reduce el deseo sexual y también podría afectar la capacidad de engendrar hijos. Gran parte de la investigación se ha centrado en analizar cómo el ejercicio vigoroso afecta a los hombres y su salud sexual.

¿Cuál es el impacto del ejercicio en la testosterona?

Numerosos estudios han demostrado que el ejercicio físico moderado puede ayudar a aumentar los niveles de testosterona, mientras que otros han indicado que los hombres que participan en deportes de resistencia u otros programas de entrenamiento intenso, experimentan una disminución en los niveles de testosterona durante la actividad sexual. Eso no es especialmente una buena noticia para los hombres que participan regularmente en tales actividades de ejercicio y que desean mantenerse activos en el dormitorio.

Por ejemplo, un estudio reciente que aparece en la Revista Internacional de Fisiología y Desempeño del Deporte, informó que los hombres que participaron en eventos de ultra resistencia demostraron una disminución significativa en la testosterona después de un período de recuperación de 12 horas.

https://twitter.com/RevistaZeroNews/status/999169544366194688

Otro estudio observó que los hombres tomaron 72 horas para que los niveles de testosterona libre regresaran a los niveles iniciales después de que realizaran ejercicios de resistencia exhaustivos. Por lo tanto, los niveles de testosterona podrían permanecer consistentemente bajos en los hombres que toman parte en ejercicios extenuantes tres o más días a la semana.

¿Cómo impacta el ejercicio fuerte el deseo sexual?

Los autores del nuevo estudio preguntaron a los hombres sobre sus hábitos de ejercicio así como sus comportamientos sexuales, salud general e historial médico. Un total de casi 1.100 atletas de resistencia fueron evaluados para el estudio, incluidos los participantes en eventos de ciclismo, carrera y triatlón.

Los científicos reunieron información sobre la duración e intensidad del ejercicio, así como el rango de líbido (de menor a mayor). También se hizo una comparación de los hábitos de ejercicio y el interés de los hombres en actividades sexuales.

En general, los autores encontraron que el ejercicio extenuante reducía el deseo sexual, mientras que los hombres que realizaban rutinas de ejercicio ligero o moderado informaban líbidos moderados o altos. Por lo tanto, el ejercicio vigoroso “se asoció con una líbido más baja”, según el autor principal del estudio, Anthony Hackney, profesor de fisiología y nutrición del ejercicio en la UNC.

https://twitter.com/RevistaZeroNews/status/999169953432563712

Ahora los investigadores necesitan determinar si el ejercicio excesivo en realidad causa baja líbido y por qué los dos parecen estar vinculados. Las razones propuestas, de acuerdo con Hackney, son que la fatiga física junto con una menor testosterona asociada con el ejercicio excesivo, están relacionados. Esta hipótesis, así como el punto en el cual el ejercicio comienza a disminuir el impulso sexual de algunos hombres, serán explorado en futuras investigaciones.