Portada ¿Quieres cuidar la línea en verano? Esto es lo que debes evitar en los chiringuitos playeros
LifeStyle

¿Quieres cuidar la línea en verano? Esto es lo que debes evitar en los chiringuitos playeros

 

En esta época del año es muy frecuente que como parte de nuestras vacaciones descuidemos lo que comemos cayendo muchas veces en manos de los chiringuitos playeros. Si tú quieres cuidar la línea en verano, esto es lo que debes evitar al momento de comer en los puestos de la playa.

Platos con frituras

En los chiringuitos playeros abundan las frituras que dan origen a alimentos crujientes que nos resultan muy atractivos al paladar pero al mismo tiempo, suman grasas y concentran calorías en las preparaciones, siendo muchas veces fuente de grasas trans que pueden perjudicar la salud así como nuestra estética.

Por otro lado, las patatas fritas, los pescaitos y verduras fritas no sacian en absoluto sino que nos animan a comer más y más promoviendo excesos que posteriormente pueden pasarnos factura.

Como si fuera poco, con las altas temperaturas de la cocción se pueden perder muchas vitaminas y minerales con efecto cosmético por lo tanto, si quieres cuidar la línea en verano debes evitar las frituras en los chiringuitos playeros.

En su reemplazo puedes preferir las verduras al vapor o frescas como parte de ensaladas o brochetas, los pescados a las brasas o a la plancha o bien, los mariscos al vapor que tienen muchas menos calorías y grasas y por el contrario, aportan proteínas de calidad y en el caso de las verduras, fibra y agua que ayudan a saciarnos así como a hidratar y nutrir adecuadamente el cuerpo en esta temporada.

Salsas y aderezos

Muchos platos que se elaboran en los chiringuitos playeros incluyen salsas y aderezos, como pueden ser las hamburguesas, los hot dogs, algunas tapas o incluso, algunas frituras de pescados u hortalizas.

Estas salsas y aderezos son “el sabor” de la preparación y por ello resulta inevitable excluirlos del plato que vamos a ingerir. Sin embargo, pueden ser fuente de sodio en grandes cantidades que no contribuye a una correcta hidratación y que junto con el calor puede propiciar una retención de líquidos, así como también, pueden aportar azúcares y grasas en grandes cantidades.

Además, estos ingredientes adicionan calorías al plato y pueden no estar adecuadamente refrigerados lo cual los convierte en alimentos inseguros y no recomendables para consumir en los chiringuitos playeros.

Si quieres ahorrar calorías y sumar buenos nutrientes pero restar aquellos que pueden perjudicar tu estética como el azúcar o el sodio, te recomendamos evitar las salsas y aderezos al momento de comer en un chiringuito.

Helados

Los helados son los postres más frecuentes en los chiringuitos playeros así como algunos pasteles o preparaciones que incluyen nata y que por eso, concentran gran cantidad de grasas y calorías.

Además, los helados pueden ser una fuente importante de azúcar a la dieta, no nos sacian ni contribuyen con nuestra hidratación, por lo tanto, debemos evitar los mismos al comer en un chiringuito y en su reemplazo escoger alimentos más nutritivos.

Buenas opciones para sustituir a los helados que también pueden ser inseguros si no están bien refrigerados son los granizados que aunque tienen azúcar poseen más agua, 0% grasas y por lo tanto menos calorías, la horchata casera, las frutas de estación o macedonias de frutas que aportan fibra, agua, vitaminas y minerales con efecto cosmético y antioxidante para el organismo.

Refrescos y zumos

Aunque podemos escoger un zumo natural como bebida eventual, no recomendamos su ingesta habitual como así tampoco aconsejamos la ingesta de refrescos azucarados.

Estos alimentos no hidratan como el agua y son fuente de azúcares concentrados. Los zumos si son naturales podrán ofrecer buenos nutrientes, mientras que las versiones comerciales y refrescos sólo son fuente de calorías y aditivos en grandes cantidades sin mucho para aportar al cuidado de nuestro cuerpo.

Por ello, mejor evitar los refrescos y zumos y en su reemplazo, beber agua, agua de coco o agua con gas y unas gotas de zumo de limón para no sumar calorías ni azúcar innecesario a la dieta.

Alcohol

El alcohol es una concentrada fuente de calorías y además interfiere en la utilización de grasas como combustible energético por ello, es un gran enemigo si buscamos cuidar nuestra línea y estética.

Por otro lado, las bebidas con alcohol pueden deshidratarnos, entorpeciendo el cuidado de la salud y el aspecto físico del organismo así como poniendo en riesgo el mismo en medio de la playa y el calor.

Si quieres cuidar la línea, mejor moderar considerablemente el consumo de alcohol y sobre todo, de copas elaboradas a partir de éste que además contienen azúcares como puede ser el clásico tinto de verano.

Aunque lo mejor siempre será la comida casera**, si comes en los chiringuitos playeros esto es lo que debes evitar para cuidar la línea este verano**.

 

Mercedes-Benz