Portada Relatos gay – Encontré al amor de mi vida en una aplicación
Actualidad

Relatos gay – Encontré al amor de mi vida en una aplicación

Relatos gay - Encontré al amor de mi vida en una aplicación

Si crees que las aplicaciones de citas, son sólo para encuentros casuales y sexo, creo no has buscado bien, puede ser que ahí se encuentre la persona que te regalará los mejores momentos de tu vida.

Te lo digo por experiencia propia, encontré a alguien que cambió mi manera de vivir mis días; aunque antes tuve mucha diversión con hombres increíbles, de verdad, uno encuentra a los mejores aquí, él es alguien especial.

Existen muchos perfiles, de hecho, tenía pláticas con algunos de ellos, así mi día no era tan aburrido, había alguien con quien distraerme, pero de pronto comencé a tener conversaciones con Jonathan.

En un principio todo iba normal, sentí que había algo que lo hacía diferente, sus preguntas eran únicas, nadie antes me las había hecho, me sorprendía el saber que se encontraba alguien tan especial en esta aplicación.

Podíamos hablar desde una película que nos gustaba a ambos, hasta del vecino que no lo dejaba dormir, siempre tenía un tema para charlar, me gustaba mucho tener esta cercanía con él.

Sin embargo, todo el contacto lo manteníamos mediante la app, yo así me sentía más seguro, además esto le daba un nivel de privacidad mayor para mí, supongo que él no tenía problema con esto, pues se notaba muy cómodo.

Relatos gay

Lo días comenzaron a pasar, aún no nos conocíamos en persona, sólo por fotos, yo estaba seguro que lo conocía mucho más que otras personas, al igual que él a mí, ahora teníamos una conexión.

Quedamos en vernos un sábado, sería la primera vez que lo tendría de frente, desde el día que acordamos conocernos en persona, no podía dejar de imaginar cómo sería ese momento, me preocupaba no fuera a funcionar.

El lugar de reunión fue un bar que ambos conocíamos, no tardé mucho para encontrarlo, nos saludamos con un abrazo y comenzamos a platicar mientras bebíamos unas cervezas, jamás olvidaré esa noche.

Fue la primera vez que pude sentir sus labios, sus manos, estar cerca de él, aunque yo quería llevármelo a la cama, Jonathan no estaba seguro, así que no lo presione, esperaría a que me dijera que era el momento.

Después nos miramos de nuevo, en esta ocasión me invitó a su casa, preparó una deliciosa cena y miramos “El joven manos de tijera”, la película favorita de ambos, transcurrida la noche comenzamos a platicar; no nos pudimos contener.

Los besos, las caricias, el calor, la excitación, todo estaba en su lugar, era el momento para estar juntos, así que pasó, creo que en esta ocasión fuimos nosotros los que nos dejamos dormir al vecino.

Ya no quedaba ninguna duda en mí, había encontrado al hombre que me complementaba en todos los sentidos, me motivaba, me hacía sentir cosas únicas, simplemente quería tenerlo siempre cerca, es el amor de mi vida.

Comenzamos una hermosa relación, todo va muy bien, claro hemos tenido desacuerdos, pero para eso hablamos como pareja y los resolvemos, espero seguir con él por muchos años más, así que estoy muy agradecido con SCRUFF, por darme al hombre que siempre soñé.

Etiquetas
Mercedes-Benz