Portada Ruckus empotra a Casey Jacks
Relatos gay Relatos Gay pornográficos

Ruckus empotra a Casey Jacks

Casey-Jacks-Ruckus

Tenía la mesa preparada con sus velas y todo para pasar una velada romántica de Halloween, pero su novio Ruckus estaba tardando mucho en llegar. A menudo se preocupaba demasiado y estuvo a punto de llamarlo por teléfono cuando finalmente entró por la puerta. Casey Jacksapenas le dio importancia a los pequeños detalles como que antes de abrirse la puerta, un extraño viento cruzó la estancia haciendo titilar las llamas de las velas. De hecho se le olvidó todo cuando Ruckus se arrodilló y le pidió matrimonio.

Quizá debería haberse dado cuenta de lo que estaba pasando cuando en lugar de tomar asiento y cenar, su novio le propuso que se comieran las pollas. Le veía distinto, diferente, mucho más cabrón de lo normal, nunca se la tragaba hasta las pelotas y esa vez le salían lágrimas por metérsela más allá de la campanilla.

Casey siempre había sido el activo en esa relación, sin embargo aquella noche Ruckus se puso detrás de él, le obligó a arquear la espalda y le metió el rabo por el culo sin avisar. Joder, qué buena polla y qué larga, no dejaba de ser un placer descubrir esa nueva faceta antes de casarse, pero le pareció extraño. En el momento de la corrida, Casey abrió la boca, cerró los ojos y pudo sentir la lefa calentita cayendo a chorretones sobre su lengua. Pero al abrir los ojos, todo había desaparecido. Sonó el móvil, un accidente, Ruckus ya no estaba, Ruckus nunca había estado.

Casey-Jacks-Ruckus

 

Revista Zero

Mercedes-Benz