Portada Ruta por Chueca para ‘comerse’ el World Pride Madrid 2017, del desayuno al cóctel
Rincones Gastronómicos

Ruta por Chueca para ‘comerse’ el World Pride Madrid 2017, del desayuno al cóctel

En el fin de semana grande de las fiestas del Orgullo ponemos el foco en la oferta gastronómica de Chueca y alrededores. Porque comer bien no está reñido con festejar y pasárselo idem.

Marta, cariño! (Luchana, 38).
 Que haya un evento gastronómico que lleve por título Cómete el orgullo da muestra de las ganas que hay de comer -y de beber- bien también durante estos días. La sede principal está en el bar de los teatros Luchana, donde se ofrece una cuidada oferta gastronómica de cocina española y argentina.

Barra Atlántica (Gravina, 17). En la web tastingmad.com pueden consultarse los 13 locales que han diseñado un menú especial, entre 30 y 50 € para estas fiestas. Uno de ellos, en pleno corazón de Chueca, es la sede madrileña del grupo Abastos 2.0, donde comer pescado y marisco recién llegado de Galicia en mesa o tapear en la barra.

Ruta para el aperitivo

Empezamos por tres clásicos de la zona en los que siempre es complicado encontrar sitio, pero donde merece la pena esperar un rato hasta lograrlo: La Ardosa (Colón, 13) y su tortilla; Stop Madrid (Hortaleza, 11) y sus ibéricos y conservas; y las tostas y tapas del Bocaíto (Libertad, 6).

En Vinoteca Vides (Libertad, 12) se pueden tomar en su amplia barra vinos por copas, de pequeños productores, acompañados de tablas de queso, embutidos y salazones. Y en La barra DeAtún (Hortaleza, 51), tapas y platos a base del ingrediente estrella de la carta: el atún rojo.

Baos y bocadillos

Peko-Peko (Colmenares, 13). En la barra de este restaurante de cocina japonesa, a un paso de la plaza del Rey, ofrecen desde primera hora de la tarde hasta la medianoche baos de cerdo y de pollo a 4 €. También se puede comer en su sala a mediodía.

The Big Banh (Don Felipe, 4). Merece la pena subir hasta Malasaña para probar estos bocadillos vietnamitas a base de salsa especial + pollo, cerdo, ternera o vegetales + pepino y encurtidos caseros y hierbas frescas en pan tradicional recién horneado. Para llevar o comer allí, de 13 a 16 y de 20 a 00 h.

En Celso y Manolo (Libertad, 1)
 los bocadillos son más castizos: de calamares, pepito de ternera (eco) con cebollita, o con bacon crujiente y queso pasiego, y de chorizo frito a la sidra.

Para comer a cualquier hora

En Yakitoro (Reina, 41), el de Chicote, se puede comer en horario ininterrumpido, desde las 13h hasta la medianoche, cocina asiática con toques castizos: pollo frito crujiente con salsa agridulce cañí; yakiramen de cocido madrileño con tallarines yuoiao…

La Carmencita (Libertad, 16) es una de las tabernas más antiguas de Madrid, con un moderno lavado de cara y una amplia carta con toques cántabros: pescados cocinados al estilo de Santander, ternera ecológica de alta montaña, ensalada de tomate con tres quesos, ensaladilla con anchoas… Cocina ininterrumpida de 1 hasta la medianoche.

Caprichos gastronómicos

Para darse un capricho gastronómico, además de los mencionados La Carmencita y Barra Atlántica, recomendamos Media Ración (Beneficencia, 15), donde comer raciones, y medias, de soldaditos de Pavía, de ajoblanco con langostinos, o de callos, y platos como el tuétano asado, o el solomillo de vaca en hojaldre de queso de cabra y salsa de tomates secos.

Desayuno y merienda

Para desayunar, merendar, o un darse un capricho dulce en cualquier momento del día tres nombres: Panod (Prim, 1) donde se ofrecen hasta 25 variedades de pan, que se hacen en el obrador contiguo, croissants, palmeras de chocolate… Y una amplia sala.

Mamá Framboise (Fernando VI, 23) alta pastelería -bollería, hojaldres, tartaletas, macarons, bombones- y una coqueta y, habitualmente, concurrida sala. Y La Duquesita (Fernando VI, 2) donde probar dulces artesanales y bombones y chocolates creados por el pastelero Oriol Balaguer.

Cócteles

La calle de La Reina es una suerte de ruta de la coctelería de autor. En el 12, el decano, Del Diego, una coctelería clásica, de aire neoyorquino; en el 4, en la planta baja, la coctelería del restaurante Angelita, un espacio más informal donde Mario Villalón y Borja Goikoetxea preparan coctelería creativa. Y en el 16, Bar Cock, un singular espacio, al estilo de un club inglés donde con barra y mesas bajas, donde arte y coctelería han convivido desde su apertura.

Y cruzando la Gran Vía, en Echegaray, 21, Salmón Gurú, la coctelería de Diego Cabrera donde para los días del World Pride 17 han preparado un cóctel a base de whisky y maracuyá acompañado de una arepa de carne mechada y aguacate por 11 €.

Mercedes-Benz