Portada Serge Cavalli se hace una paja en el chalet y se mete un dedo por el culo
Relatos gay

Serge Cavalli se hace una paja en el chalet y se mete un dedo por el culo

La maravillosa sensación de libertad ha llegado de nuevo a la vida de Serge Cavalli. Sus padres se han ido fuera y tiene toda la casa para él solo, para hacer lo que le venga en gana. De momento ya ha llamado a unos colegas para montar una gran fiesta con música, bebida y un par de strippers con los que espera terminar follando o al menos con sus rabos en la boca, pero antes le quedan por delante más de ocho horas para tocarse el rabo a placer.

Lo primero a tomar por culo la ropa, se da el gustazo de meterse en pelotas en la piscina y tomar el solecito, que pocas veces tiene la oportunidad, sólo cuando va a la playa nudista con los colegas, de ponerse morena la polla, siempre con el culete blanco y la marca de las bermudas. Y para quitarse el cloro de encima, baño relajante en el cuarto de baño, en total silencio, sólo el ruido de los pajaritos y el chapoteo dle agua, el calor del sol entrando por la ventana y él.

Estar a solas disfrutando de la casa y sus placeres se la ha puesto morcillona. Rumbo a la cama, se tumba de lado y abre ligeramente las piernas. Con una mano se agarra el manubrio y con la otra se acaricia la entrada del ojete. Poco a poco se va enviciando y se mete más caña tanto por delante como por detrás hasta que acaba pajeándose duro y soltándose encima toda la leche acumulada de los cojones. Recoge un poco de lefa con el dedo y se la lleva a la boca mientras cierra los ojos. Imagina que es la de los dos stripper después de follarle el culo.

Serge Cavalli

 

Vídeo 

 

 

-----