Portada ¿Qué es ser sexualmente fluido? Así es uno de los estigmas de la comunidad gay
Actualidad Sexualidad

¿Qué es ser sexualmente fluido? Así es uno de los estigmas de la comunidad gay

sexualmente fluido

¿Qué es ser SEXUALMENTE FLUIDO? Así es uno de los estigmas de la comunidad LGBT.

Cada vez escuchamos a más personas definirse como “sexualmente fluidos”. ¿Qué significa realmente esto y como se aplica? Es más ¿Puede ser que lo seas y no te hayas dado cuenta?

Una persona que tiene una sexualidad fluida quiere decir que durante un tiempo, ya pueden ser meses, días, años o toda una vida, fluctúa en su orientación sexual. Es decir que durante un periodo de tiempo siente atracción por personas del mismo sexo y durante otro periodo se siente atraído por personas del sexo contrario.

Este tema es polémico porque muchas veces induce a confusión, ya que la gente cree que es “una fase” en el sentido de que no es real o se trata de un capricho o de “una moda” esa palabra que tanto le gusta a la gente que vive aterrorizada por las personas LGBT. “los gays son una moda” “que te gusten las mujeres siendo mujer es una fase, ya se te pasará”. O no.

Recientemente tenemos dos casos de famosos hombres que han hablado abiertamente de su fluidez sexual. Uno de ellos es Nico Tortorella, reconocido actor de televisión, y el otro es Nylo diMarco, modelo y activista.

El problema que se encuentran ambos en este caso es el rechazo no por parte de la sociedad, sino especialmente desde el propio colectivo LGBT. Es decir, que nosotros mismos somos los primeros que tenemos prejuicios ante una persona que te reconoce que le gustan los hombres y tiene épocas en las que le gustan las mujeres. Es irónico que personas LGBT que han tenido que pasar por momentos de prejuicios e injusticias caigan en el mismo juego cuando son ellos los que no acaban de comprender la realidad de otra persona.

El colectivo LGBT debe celebrar la diversidad, que cada vez más personas se unan en una causa común, que es la de vivir con libertad nuestras vidas sin que nadie nos mire mal. Al final del día, se trata de ser felices sin que nadie nos juzgue por ello. Y si alguien tiene una etapa gay y otra más hetero ¿quiénes somos para ponerlo en duda?

Revista Zero