Portada ¿Por qué el sistema Trappist-1 no se ha destruído a sí mismo? La astronomía responde
El Espacio

¿Por qué el sistema Trappist-1 no se ha destruído a sí mismo? La astronomía responde

sistema Trappist-1

Hace un tiempo la NASA anunciaba la existencia de siete exoplanetas de un tamaño similar a la Tierra orbitando la misma estrella.

Pero más allá de la importancia del descubrimiento, la noticia trajo consigo una duda respecto al movimientos de los planetas.

Ellos estaban muy cerca el uno del otro. Teóricamente, con el paso del tiempo, sus órbitas debieron irse volviendo más elípticas, por lo que los planetas habrían colisionado entre sí destruyendo el sistema.

Sin embargo, eso no ha pasado y esta nueva hipótesispretende explicar por qué.

La cadena de resonancias

sistema Trappist-1

Según los astrónomos y la nueva hipótesis los centros gravitacionales de los planetas estarían concatenados entre sí, logrando que sus órbitas se mantengan circulares y evitando colisiones.

Pero eso no es todo: se ha descubierto también que los planetas recorren sus órbitas de forma rítmica en números enteros.

Por ejemplo, mientras el planeta más alejado de la estrella TRAPPIST-1 completa 2 vueltas, el siguiente completa 3, el otro 4, 6, 9, 15 y 24 respectivamente.

Según el informe esta cadena de resonancias es la más larga descubierta en un sistema planetario. Los planetas forman entre ellos una especie de sinfonía astronómica que les ha permitido sobrevivir por miles de millones de años, es algo asombroso.

No obstante, aunque puede parecer fuerte, esta teoría todavía tiene que ser probada en modelos y con observaciones.

¡No te pierdas este video que explica la cadena de resonancias y nos permite conocer cuál sería su sonido!

En Youtube

En Revista Zero