Portada Situación de la maternidad subrogada en el mundo
Actualidad

Situación de la maternidad subrogada en el mundo

El debate acerca de la gestación subrogada sigue de plena actualidad dentro y fuera de nuestras fronteras. Sigue habiendo opiniones encontradas en torno a una de las vías que muchas parejas eligen para poner tener hijos biológicos gracias a mujeres gestantes con las que se llega a un acuerdo económico. Una contraprestación a la que muchas voces se oponen. De hecho, en un post anterior de nuestro blog hacíamos mención a la propuesta de Ciudadanos. Entre otras cosas, proponen que sea un acto de carácter altruista. Del otro lado están voces como las del colectivo feminista y el Comité de Bioética de España que arguyen que se trata de “una forma de explotación de la mujer”. Sea como sea, está claro que en España aún hay mucha tela que cortar a nivel legislativo. Pero, ¿cuál es la situación de la maternidad subrogada en otros países del mundo? ¿A dónde acuden las parejas españolas?

Al pensar en los vientres de alquiler, seguramente el primer país que se nos venga a la mente sea Estados Unidos. Figuras públicas, algunas de las cuales han aparecido en las páginas de Revista Zero, como Ricky Martin, Miguel Bosé o Javier Cámara (el más reciente) han elegido esta opción para convertirse en padres. Todos lo han hecho en EEUU. Lo cierto es que allí no existe una regulación general, sino que depende de las leyes de cada Estado. Los hay en los que la gestación subrogada es legal o existe una jurisprudencia a favor. Es el caso de 13 estados, entre los que destacan California, Utah o Washington. Después están otros 15 denominados “subrrogacy-friendly” como Idaho, Connecticut o Rhode Island. En ellos, a pesar de que no existe legislación al respecto, existe una tendencia favorable a la maternidad subrogada. Pero, ¿a cuánto asciende el coste del proceso? Teniendo en cuenta el carácter privado de la sanidad estadounidense, la cantidad final puede superar los 100.000 euros.

Pasamos ahora a Canadá donde los vientres de alquiler son legales para cualquier modelo de familia y nacionalidad. Eso sí, la gestante debe tener más de 21 años y hacerlo de forma altruista. Los futuros padres han de hacerse cargo de los gastos derivados del embarazo que no pueden superar los 14.800 euros. El coste total del proceso se estima entre 60.000 y 80.000 euros.

En el caso de Rusia, la maternidad subrogada está reservada únicamente a las parejas heterosexuales y a mujeres solteras. La llamada “madre de intención”, la que no será la gestante, ha de demostrar su imposibilidad de quedarse embarazada. Por su parte, la gestante ha de tener entre 20 y 35 años y disfrutar de un buen estado de salud físico y emocional. Además, como en el caso de la propuesta de Ciudadanos para España, tiene que haber tenido un hijo propio con anterioridad a la subrogación.  

Otros países donde este tipo de contratos de maternidad subrogada están amparados por la ley y a los que acuden parejas españolas son Ucrania, Grecia, Reino Unido y Tailandia. En el país asiático el acceso a la maternidad subrogada está reservado sólo a los nacionales que además tengan una pareja heterosexual. Además, la madre gestante ha de tener más de 25 años y ser pariente de uno de los futuros padres.