Portada Stephen King apoya el personaje gay de ‘It – Capítulo 2’
Actualidad Cine

Stephen King apoya el personaje gay de ‘It – Capítulo 2’

Stephen King apoya el personaje gay de 'It - Capítulo 2': "Es una genialidad"

La adaptación de Andy Muschietti del clásico de Stephen King ha culminado con ‘It – Capítulo 2‘ y una taquilla de infarto. Los siete niños de Derry lograron vencer a Eso en la película de 2017 pero, como bien dictaba la profecía, Eso nunca muere, Eso tan solo hiberna y aparece cada 27 años. Es por eso que los niños hicieron un juramento de sangre, para que si Eso volvía, ellos también regresarían a Derry.

Esta secuela está protagonizada por James McAvoy y Jessica Chastain (de nuevo compañeros de rodaje tras ‘X-Men: Fénix Oscura‘) en el papel de Bill y Beverly, y Jay Ryan como un irreconocible Ben para completar el triángulo amoroso. Sin embargo, una de las actuaciones que más ha sorprendido es la de Bill Hader (‘Barry‘, ‘Supersalidos‘) que interpreta a Richie, el vacilón del grupo que como no podía ser de otra forma acabó por ser comediante.

Las más de mil páginas con las que Stephen King nos advertía de los payasos en alcantarillas incluía de manera (quizá demasiado explícita) la sexualidad de los niños en un controvertido capítulo. Sin embargo, nunca se había explorado realmente la orientación sexual de los personajes, hasta esta última adaptación en la gran pantalla. La cinta revela que el personaje de Richie tenía un crush no correspondido por Eddie, el chico asmático que interpreta en su versión adulta James Ransone (‘The Wire (Bajo escucha)‘, ‘Sinister‘).

Ecos del tiempo

El libro de Stephen King había tenido duras críticas por el capítulo en el que los niños de Derry tienen una orgía, y ya el autor se había excusado previamente: “Los tiempos han cambiado desde que escribí esa escena y ahora hay una mayor sensibilidad sobre esos temas”. Cuando se le preguntó a Stephen King por la decisión de incluir al personaje de Finn Wolfhard/Bill Hader como un chico homosexual, el autor se mostró más que satisfecho.

“Es una de estas cosas que son una genialidad, porque hace eco del comienzo. Se completa el círculo”, afirma el escritor. Realmente podemos decir que King está bastante satisfecho con todas las decisiones de la película, incluso que le dejaran tomarse un mate argentino en su sorprendente cameo.

Es una película que busca pararse en los personajes, porque es consciente de que es su historia, y que Eso es tan solo la consecuencia de sus miedos. A diferencia de la anterior adaptación del libro, la película para televisión de 1990 dejaba todo el peso de la historia en el Pennywise de Tim Curry y los adultos eran todos unos sin sangre. Aquí Pennywise ha sido muy meditado, y no impone tanto como en la primera entrega, porque está vista con ojos de adulto. Porque mientras que Richie y Eddie en la primera entrega corrían sin pensarlo a la puerta de “Nada de miedo”, en esta entrega piensan “¡Es una trampa!” y van a la puerta de “Mucho miedo”. Bill Hader sabe explorar el mundo interior de su personaje adulto y las heridas que Derry le dejó, y nos brinda una brillante interpretación que queda en la memoria de todos aquellos que se acuerdan de sus miedos 27 años después.