Portada Si te has propuesto ponerte en forma y todo tu entorno está en contra, estos trucos pueden ayudarte
Dietas Y Nutricion

Si te has propuesto ponerte en forma y todo tu entorno está en contra, estos trucos pueden ayudarte

propuesto ponerte en forma

Entre nuestros propósitos a la hora de ponernos en forma podemos barajar muchas alternativas que van desde realizar ejercicio de manera regular a alimentarnos de manera adecuada. Pero no siempre este objetivo que nos planteamos se puede llevar a cabo. Parece que en muchas ocasiones se pone todo en contra para que podamos conseguir nuestros objetivos. Por eso nosotros en esta ocasión queremos dar algunos consejos o trucos para vencer estas trabas que nos impiden conseguir nuestros objetivos.

El entorno que nos rodea es muy importante a la hora de conseguir nuestros objetivos. Es cierto que la fuerza de voluntad y la constancia juegan un papel importante a la hora de llegar a buen puerto, pero no siempre es suficiente con mentalizarnos y poner de nuestra parte, ya que en la mayoría de los casos el entorno tiene que acompañarnos. Pero si esto no es así podemos tener algunos ases en la manga para conseguirlo.

Realizar ejercicio a diario, tener vida social y alimentarnos bien son los principales retos a los que nos debemos enfrentar.

Nosotros vamos a diferenciar en varios aspectos el momento en el que debemos vencer la tentación. Se trata de escenarios diferentes en los que nuestra voluntad y el entorno juegan un papel importante. El momento de salir a practicar ejercicio, la alimentación cotidiana y los momentos de ocio son los puntos que no debemos descuidar si queremos conseguir estar en plena forma.

Salir a practicar deporte, un montón de excusas para no hacerlo…

Para comenzar vamos a centrarnos en la práctica deportivaRealizar ejercicio a diario es una buena práctica. Un momento en el que nos encontramos con nosotros mismos y dedicamos a pasar un rato cuidando de nuestro organismo. Pero no siempre nos es posible conseguir ese hábito, ya que el entorno no nos acompaña. El trabajo, la familia… Suelen ser motivos o excusas por las que dejamos de entrenar y de ponernos es forma.

propuesto ponerte en forma

Algunos puntos que nos pueden facilitar el camino

Poco a poco dejamos de entrenar y de acudir a practicar cualquier actividad. Es cierto que en primer lugar vamos a detenernos en que el día tiene muchas horas y que todo es cuestión de organización. Varios puntos a tener en cuenta nos ayudarán a sacar tiempo y entrenar cada día:

Realizar ejercicio a diario puede ser sencillo si sabemos aplicar algunos trucos para no buscar excusas

  • No es necesario dedicar sesiones maratonianas a los entrenamientos. Simplemente con destinar entre media hora y una hora diaria a entrenar es suficiente. Planificar sencillas rutinas de ejercicios que incluyan todas las partes del cuerpo será suficiente para mantenernos en forma y conseguir una mejora considerable.
  • Si la jornada suele complicarse y siempre encontramos problemas o excusas con el trabajo o los compromisos familiares, lo mejor es entrenar a primer ahora, antes de acudir al trabajo es buen momento. Levantarnos un poco antes para acudir al gimnasio o a correr es un buen truco y una de las mejores alternativas para seguir activos y practicar ejercicio.
  • Elegir un gimnasio cercano a casa o al trabajo es una de las mejores alternativas a la hora de ayudarnos a entrenar. De este modo evitaremos perder tiempo en desplazamientos que a la larga harán que no acudamos tanto a entrenar como debiéramos.
  • Elegir una actividad que realmente nos guste es fundamental a la hora de adquirir una rutina de trabajo físico. Acudir a entrenar con una actitud positiva es necesario para conseguir mejores resultados y evitar que las excusas nos puedan para no hacerlo.

Un truco para conseguir hacer siempre ejercicio físico

El truco en este caso que vamos a proponer si no podemos entrenar es no dejar de realizar cualquier actividad física que esté a nuestro alcance. Caminar al trabajo, evitar ascensores y escaleras mecánicas. Realizar cualquier desplazamiento que se nos proponga. Las tareas de la casa, salir a hacer la compra en vez de hacerla por internet es una buena alternativa. El caso es no mantenernos sedentarios y para ello bastará con hacer del movimiento una máxima en el día a día.

La alimentación o cómo todo lo que nos rodea se pone en contra de una dieta sana…

propuesto ponerte en forma

En lo que a la alimentación se refiere existe el mismo problema. Como hemos visto en otras ocasiones, la alimentación es fundamental a la hora de conseguir un físico mucho más fibroso y musculoso. Pero no siempre los astros se alinean a nuestro alrededor para que lo consigamos de la mejor manera posible. Por ello es necesario que tengamos en cuenta algunos puntos que podemos llevar a cabo para hacer que una alimentación sana sea posible:

Alimentarnos bien es posible a pesar de que el entorno sea hostil. Bastará con saber cómo hacerlo de la mejor manera posible

  • Planificar las comidas a priori es una buena opción para ceñirnos a un tipo de dieta equilibrada que contenga todos los nutrientes que necesitamos y las calorías necesarias para que nuestro organismo nos permita realizar la actividad cotidiana. Para ello es recomendable siempre acudir a un especialista en nutrición que nos podrá ayudar a conseguirlo. Eso sí, nunca hay que recurrir a situaciones desesperadas como dietas restrictivas que lo único que conseguirán es que perdamos el interés y fracasemos en el intento.
  • Tener en casa solamente lo que vamos a necesitares una buena manera de evitar tentaciones. El problema es cuando tenemos niños o nuestra pareja es aficionada a la comida menos saludable o con un mayor aporte calórico. Para evitar estos momentos de flaqueza lo ideal es mantenernos siempre bien alimentados, realizar 5 comidas equilibradas al día en las que el hambre quede en un segundo plano. De este modo seremos más fuertes a la hora de renunciar a placeres como picar algo dulce entre horas.
  • Pero a veces no sirve con comer bien, sino que la tentación es muy alta. Para ello es importante que seamos previsores y tengamos a mano tentempiés saludables como por ejemplo un puñadito de frutos secos, fruta, encurtidos… Echar mano de infusiones de frutos del bosque, canela, vainilla… nos ayudarán a superar ese momento de tentación.
  • A la hora de salir a cenar con amigos o familia siempre solemos acabar cayendo en caprichos o alimentos menos recomendables. Por ello lo primero que debemos hacer es elegir bien el restaurante. Decantarnos por uno que nos ofrezca infinidad de alternativas es esencial para que podamos tener un mayor abanico de posibilidades de alimentarnos de manera saludable.
  • Si el restaurante no se ajusta a nuestras necesidades o no existe en la carta algo que sea más saludable, pues la alternativa que tenemos es compensar con el resto de comidas que vamos a llevar a cabo a lo largo de la jornada. Si en una comida o en una cena nos hemos pasado de los nutrientes necesarios o si hemos ingerido más de la cuenta, lo mejor es que la siguiente sea más ligera y sencilla.
  • La bebida es algo a tener en cuenta y por ello siempre debemos decantarnos por bebidas con bajo contenido calórico como el agua sin y con gas. Los refrescos deben pasar a un segundo plano, al igual que el alcohol o las bebidas preparadas como los zumos a partir de concentrado de frutas, a los que se les añaden azúcares. Cuidar la bebida es esencial, pues a veces sin darnos cuenta estamos dinamitando con ella la dieta.

El consejo para respetar más o menos la dieta entre horas

El consejo que damos en estos casos para evitar tentaciones poco sanas entre horas si no tenemos nada que llevarnos a la boca y la máquina de las chucherías nos llama, es tener preparado un bollo o pastel de proteínas que podemos elaborarnos nosotros en nuestra propia casa. En Vitónica hemos visto varias recetas que os destacamos a continuación. Esto nos permite llevarlo a cualquier parte y comerlo en cualquier momento:

Barritas proteicas de almendras y chocolate

Muffins de chocolate y manzana ricos en proteínas

Pastel de zanahoria bajo en calorías y rico en nutrientes

Los momentos de ocio también pueden hacer que nos dejemos llevar por las malas influencias del entorno

propuesto ponerte en forma

Los momentos de ocio son otro punto que puede acabar con nuestros progresos. Efectivamente no nos vamos a quedar en casa o nos vamos a convertir en unos ermitaños. Pero estos momentos son en los que flaquea más nuestra fuerza de voluntad. Nosotros vamos a plantear algunos escenarios y el truco que podemos aplicar al respecto:

En el ocio no debemos bajar nunca la guardia, pues es cuando el entorno gana la batalla de manera más sencilla

  • Ir al cine: A todos nos gusta ver películas, pero esto conlleva comer sin sentido palomitas, golosinas, comida basura… Un momento en el que no tenemos en cuenta lo que comemos es peligroso, pues la atención está en la pantalla y no en el plato. Para ello podemos acudir con nuestra comida saludable desde casa y evitar comprar nada elaborado en la sala. Ahorraremos y mejoraremos la alimentación. Los frutos secos tostados o crudos son una buena alternativa. Las palomitas preparadas por nosotros en casa con aceite de oliva también lo son, pues serán siempre más sanas que las elaboradas en las salas de cine.
  • Salir a cenar: Como hemos visto antes es bueno elegir bien el restaurante. Un sitio que tenga una carta saludable es la mejor alternativa. Si no es así, nos decantaremos por lo más sano. Evitar las salsas, el pan elaborado con harinas refinadas, el postre y las bebidas cargadas de azúcares son los mejores trucos que podemos aplicar en este caso.
  • Salir de copas es otro momento que hemos comentado ya. Es necesario que empecemos a reparar en lo que bebemos y por ello es mejor dejar de lado el exceso de alcohol. Decantarnos por otras bebidas menos calóricas como bebidas sin alcohol o con menor cantidad del mismo es lo mejor. Un buen ejemplo es el vino tinto, que además es bueno por contener sustancias antioxidantes. Eso sí, abusar de él no es nada recomendable, por lo que debemos supeditar el consumo a una copa más o menos.
  • En las comidas familiares sucede lo mismo que cuando salimos a comer a un restaurante. Pero en este caso a veces no tenemos alternativa y por ello el único recurso que nos queda es la compensación con el resto de las comidas que vamos a realizar en la jornada. Desechar el alcohol, los dulces y alimentos fritos puede ser un buen truco para salir airosos de una comida familiar.

Es importante que tengamos esto en cuenta para hacer que nuestro salud no se resienta y nuestros kilos estén siempre estables. De este modos seremos capaces de compaginar nuestro modo de vida con los objetivos que nos hemos marcado de conseguir una vida más sana y un físico mucho mejor. Ya no tenemos excusa para echar la culpa a la vida que llevamos y a nuestro entorno de no estar en forma.

Imagen | IStock Imagen 2 | Unsplash Alexander Imagen 3 | Monstruo estudioImagen 4 | IStock

Revista Zero

Mercedes-Benz