Portada Tecnología en el móvil para resolver crímenes
Series De Ficción Tecnología

Tecnología en el móvil para resolver crímenes

resolver crímenes

TNT estrena ‘Inteligencia colectiva’, con Jeremy Piven, que intenta dar una vuelta a las series policiales

Jeremy Piven, protagonista de Inteligencia colectiva,cree que lo primero que se pregunta cualquiera cuando ve la serie es si existe algo así en la vida real. “Luego viene el análisis, el pensar en lo peligrosa que puede ser esta aplicación o las ventajas que ofrecería en tu teléfono. Pero lo primero es preguntarse si está disponible para móviles”, añade.

El actor neoyorquino, de 52 años, se muestra en su conversación con EL PAÍS tan lleno de energía como todos los personajes que ha encarnado, del representante de actores Ari Gold que le dio fama en El séquito al dueño de unos grandes almacenes londinenses en Mr. Selfridge. Ahora es Jeffrey Tanner, un visionario al estilo de Steve Jobs o Mark Zuckerberg que cede su emporio en Silicon Valley para volcarse en un único objetivo: descubrir al asesino de su hija.

Basada en una serie israelí, Inteligencia colectiva, que TNT estrena mañana (22.30) en España, es la última producción de Ted Humphrey. Si el anterior trabajo de Humphrey, The Good Wife, cambió los dramas judiciales, Inteligencia colectiva —Wisdom of the Crowd en su título original— innova el género policíaco ideando nuevos métodos de investigación. Por ejemplo, usar una app, llamada Sophe, que permite que cualquiera con un móvil se convierta en un vigilante.

“No tienes más que ver la tragedia de Las Vegas”, continúa Piven en alusión a la matanza de 58 personas en esa ciudad a manos de un tirador el pasado 1 de octubre. “La gente captó con sus móviles tantas imágenes que la investigación cuenta con muchos más puntos de vista. Esas situaciones te hacen pensar que Sophe es posible”, argumenta.

Piven se describe como “un hombre de las cavernas” en lo que a tecnología se refiere. “Todavía soy de los que se imprime el guion para ensayar”. Está presente en las redes sociales, pero solo porque ello se ha convertido en parte importante en la promoción de un actor. “No hago más que colgar fotos mías con mi perro”, bromea.

Con su personaje conecta porque es alguien que ha sufrido una gran pérdida. “Todos sabemos lo que es perder a alguien”, incide. Y, aunque ve con claridad los peligros que plantea la premisa argumental, como la creación de una sociedad digital de justicieros, prefiere fijarse en el lado positivo: “Soy de los que sigue esperando lo mejor de la humanidad; de lo contrario este sería un mundo muy negro”.

La crítica estadounidense no se ha mostrado tan benévola en sus comentarios y ha censurado la ligereza con que Inteligencia colectiva muestra los efectos de una plataforma con la que cualquiera con un iPhone podría tomarse la justicia por su mano. Piven pide paciencia: “No puedo hablar de la trama, pero adelantaré que intentamos estar muy al día con episodios sobre el racismo, el supremacismo blanco o las actividades del FBI y otros organismos de Gobierno. Pondremos el dedo en muchas llagas”.

El único problema que ve son las muchas páginas de guion que tiene que aprenderse en este thriller con episodios de una hora de duración, un formato al que no está habituado. “Además, puedo ser demasiado intenso en el set, siempre pidiendo otra toma”, subraya un actor en ocasiones calificado de difícil. “Pero me gusta interpretar a personajes que no controlan sus impulsos, porque son más divertidos. Solo espero que eso me permita mantener los míos bajo control”.

EL NOMBRE DE HARVEY WEINSTEIN

El ascenso y caída de Harvey Weinstein, quien fuera uno de los reyes de Hollywood y ahora es el paria de una industria que dice “nunca más” a los abusos sexuales, es fuente constante de conversación en el mundo de la pantalla. Algunos, como Jeremy Piven, le recuerdan como fuente de inspiración. “No hablo de inspiración personal. Hablo de El séquito, una serie donde quisimos reflejar Hollywood de la manera más auténtica”, responde. La comedia de HBO incluía a un personaje llamado Harvey basado en Weinstein. “Es muy importante lo que está pasando, pero es interesante que nos afecte a todos salvo a quien está ahora en la Casa Blanca”, añade.

Revista Zero