Portada Tenemos más detalles sobre la misión de la NASA para intentar tocar el Sol
El Espacio

Tenemos más detalles sobre la misión de la NASA para intentar tocar el Sol

NASA para intentar tocar el Sol

No es en sentido figurado que solemos señalar que el Sol es el centro de nuestro sistema sino en el sentido más literal. Incluso el sistema en el cual orbita la Tierra lleva su nombre: el Sistema Solar.

Esta estrella de plasma prácticamente repleta de hidrógeno y helio se creó hace más de 4600 millones de años y es probable que en el futuro se convierta en una estrella roja y termine absorbiendo a Mercurio, Venus y la Tierra.

Frente a la intriga que el Sol ha generado a los seres humanos a lo largo de la historia y con la intención de conocerlo un poco más, es que la NASA ha decidido lanzar una misión para intentar tocarlo.

Los detalles de la misión

NASA para intentar tocar el Sol

La idea de la misión es lanzar una nave que se posicione lo más cerca del Sol de lo que alguna nave haya estado antes. La intención es que la nave sea capaz de recolectar información acerca de la corona del Sol.

Para poder hacerlo la nave deberá ser capaz de soportar una temperatura extremadamente alta, los vientos solares, altos niveles de radiación y muchos rayos X.

La nave enviada a recolectar información será enviada para explorar la atmósfera externa del Sol —conocida como corona solar— y podría permitirnos responder finalmente preguntas sobre las estrellas y su funcionamiento que no sería posible responder de otra forma.

Entre todas las preguntas que están planteadas al respecto, existe una que ha estado intrigando a los astrofísicos desde hace décadas: si la temperatura del Sol proviene de su centro —como es probable—, ¿por qué entonces la temperatura no decrece a medida que nos alejamos de ese centro?

NASA para intentar tocar el Sol

La corona solar, aunque es la capa más externa del Sol, es también la capa más caliente. Si el centro fuera simplemente quien le brinda calor no podría esta capa jamás ser más caliente que las capaz que están más «adentro».

Frente a dicha interrogante muchos astrónomos han señalado que puede deberse a un posible campo magnético y a las altas velocidades que las sustancias toman allí —en estado plasmático—, pero la duda sigue en pie debido a que esta teoría no ha podido ser confirmada.

Quizás la nueva misión de la NASA —llamada Solar Probe Plus— pueda finalmente brindarnos algunas de las respuestas que estamos buscando y también quizás algún nuevo enigma que resolver.

La parte mala del asunto es que la misión está programada para mediados de 2018, por lo que deberemos esperar un tiempo para conocer un poco más al Sol.

¿Cuál es tu opinión acerca de la nueva misión de la NASA? ¿Crees que podremos encontrar nuevos datos?