Portada Tener sexo entre los soldados Griegos era algo completamente habitual
Actualidad

Tener sexo entre los soldados Griegos era algo completamente habitual

ejercito gay

Atacar sin ningún tipo de ropaje y tomar por la fuerza a otro soldado era furor entre los espartanos; una poderosa sociedad de guerreros que vivió en el sur de Grecia hace unos 3.500 años.

De acuerdo con escritos que han sido trasmitidos a través de la antigüedad e investigados por historiadores, mientras más servías a tus semejantes, más fuertes crecían tus enlaces masculinos.

En términos de supervivencia, la vinculación entre hombres se consideró de suma importancia. Quizá por ello, en la era de los espartanos la homosexualidad no se consideraba un “pecado”. De hecho, las relaciones íntimas entre hombres eran comunes y bien vistas por la sociedad.

Curiosamente, esto fue mucho antes de que naciera el cristianismo y en un momento en que la sexualidad humana no se veía a través del lente del prejuicio de hoy en día.

Sobre el tema, los investigadores nos dicen que una vez que un hombre cumplía 20 años, era elegible para alistarse en el ejército espartano. Pero lo curioso era que los hombres del ejército debían ser siempre solteros, ya que a los hombres se les prohibía casarse hasta que cumplieran 30 años.

Los historiadores no están seguros de por qué existió esta regla, pero muchos creen que los líderes antiguos no querían que sus combatientes estuvieran cargados con familias. En cierto modo, esto tiene sentido. Es difícil empuñar una espada contra tus enemigos si tu cabeza está en otro lado.

Debido a que no podían tener relaciones matrimoniales con mujeres, muchos hombres espartanos lograron satisfacer sus “necesidades” con sus compañeros soldados.

Solo los más musculosos entraban al ejército

El espíritu militar de la antigüedad fomentó los actos homosexuales entre los combatientes, pues se creía que las relaciones íntimas fortalecían los lazos guerreros. En otras palabras, era más probable que confiaras en tus compañeros soldados y lucharas más para protegerlos cuando compartías una relación sólida con ellos.

En el caso de los Espartanos, a los hombres se les preparaba para el ejército desde los 7 hasta los 20 años, comiendo y ejercitando sus cuerpos para ganar volumen y masa corporal, altamente útil durante los combates. En Esparta, sólo los más musculosos entraban al ejército. Así las cosas, los soldados eran hombres monstruosos con enormes bíceps, enormes pectorales y enormes nepes… Y esto último no es exageración pues en aquella época se creía que los hombres con nepes “gigantescos” era guerreros naturales creados por los dioses.

Esparta finalmente caería del poder después de ser saqueada por los visigodos alrededor de 400 d. C. Pero su memoria permanece para siempre enraizada en los corazones y las mentes de las personas en todas partes.

Si bien estos poderosos soldados a menudo son recordados por su fortaleza y coraje, debemos recordar que gran parte de su éxito estuvo directamente relacionado con los rituales de unión que tuvieron lugar entre los luchadores.

A diferencia de hoy, las relaciones íntimas entre hombres no era mal vista.

Etiquetas