Portada ‘TRANSFORMERS: EL ÚLTIMO CABALLERO’: LOS ROBOTS DE LA MESA REDONDA
Cine

‘TRANSFORMERS: EL ÚLTIMO CABALLERO’: LOS ROBOTS DE LA MESA REDONDA

Michael Bay y Mark Wahlberg podrían despedirse de la franquicia de los populares robots convertibles con esta quinta entrega, en la que hay cabida para el rey Arturo, para una peligrosa adolescente y hasta para Anthony Hopkins.

 

Darle la vuelta a la tortilla

Los famosos juguetes de Hasbro, convertidos en multimillonaria franquicia cinematográfica, vuelven en su quinta entrega, de nuevo de manos de Michael Bay. Pero, según cuenta su director, con algún que otro elemento diferenciador: “Se acerca mucho más al cine de aventuras. En este caso, con muchos elementos mitológicos. Y con dos personajes femeninos muy fuertes. Es un poco diferente a las películas anteriores”, advierte Bay. “No hubiera tenido mucho sentido repetirnos”, abunda un Mark Wahlberg en su segunda incursión en el ruidoso universo ‘Transformers’.

Para el protagonista de la reciente ‘Día de patriotas’ (Peter Berg, 2016), esta nueva entrega de la franquicia “ofrece algo nuevo, que se aparta un poco de lo visto anteriormente. Introduce nuevos personajes geniales y, en el caso del mío, un solitario que ha envejecido y que ya no es tan rápido como antes, vivirá una particular y muy divertida relación con una sofisticada profesora inglesa. Algo que provoca muchas situaciones humorísticas”. Wahlberg se refiere al personaje de Laura Haddock. Esta da vida a una profesora universitaria que es, en realidad, la última descendiente directa del Mago Merlín, algo que enlaza la distópica y apocalíptica trama contemporánea con las Leyendas Artúricas, y que hace viajar a los Transformers en el tiempo para encontrarse con los Caballeros de la Mesa Redonda (dato para el anecdotario: el rey Arturo tiene el rostro de Liam Garrigan, el mismo actor que le interpreta en la serie televisiva ‘Érase una vez’).

Una batalla salvaje

“He rodado mucha acción en mi vida, pero no me había enfrentado a una batalla de caballeros medievales. 70 caballos, 400 personas vestidas y armadas para la ocasión… fueron tres días de rodaje, con un montaje gigantesco. Difícil pero muy divertido”, apunta un hipermotivado Michael Bay. Y sigue: “Siempre trato de innovar visualmente, de hacer cosas que no he hecho antes y de darle al público algo que no haya visto nunca”.

Las nuevas caras

Más allá de este viaje medieval, la trama de ‘Transformers: El último caballero’ nos presenta un mundo donde los Autobots se han convertido en fugitivos, al igual que Cade Yeager, el personaje de Wahberg, exiliado en una chatarrería, el perfecto escondite para un robot con poderes para convertirse en cualquier cosa. Al mismo tiempo, y como si de un jedi se tratase, Optimus Prime ha caído en el Lado Oscuro de los Decepticons. Y, entre las novedades, profesores británicos al margen, esta entrega nos presenta a un mítico Autobot ausente hasta la fecha (Hot Rod). Y a otros dos personajes nuevos: por un lado, el cómico Jerrod Carmichael (que en Estados Unidos triunfa con su propio show catódico) da el contrapunto cómico a la trama, como compinche de Wahlberg en el depósito de chatarra. E Isabella Moner, actriz y cantante de 16 años, conocida por la serie ‘100 cosas que hacer antes de ir al instituto’ (que en España emite Nickelodeon), encarna a una adolescente huérfana que se convertirá en la sombra de Yeager en la lucha contra los Decepticons.

Adiós a los robots

Con ‘Transformers: El último caballero podría llegar’, si un cheque en blanco no le hace cambiar de opinión, el adiós de Bay a la saga. “Este tipo de películas masivas son muy exigentes, y roban mucho de uno. Ya es suficiente. Me lo he pasado muy bien haciéndolas, pero hay que marcharse de los sitios por la puerta grande. Es el momento de dejarlo y hacer otras cosas”, concluye. Y si él se marcha, quizá también lo haga Wahlberg. “Firmé por la gran experiencia que tuvimos antes juntos en ‘Dolor y dinero’ (2013). Así que, sin Michael Bay, probablemente yo tampoco siga”, remata el actor.

En Youtube

En nuestro servidor