Portada Tras el fenómeno de la crema de Lidl, ahora arrasa Mercadona con su antiedad Sisbela
Cuidado personal

Tras el fenómeno de la crema de Lidl, ahora arrasa Mercadona con su antiedad Sisbela

Vende a cinco euros un mismo producto que, bajo otra marca, cuesta 84 euros

Cada cadena de supermercados parece tener su propio fenómeno cosmético. Primero fue la alemana Lidl, que triunfó con su crema facial Cien después de que la organización de consumidores OCU la citara en un estudio como una de las mejores hidratantes del mercado. Ahora es Mercadona la que está arrasando con su antiarrugas Sisbela, que vende a cinco euros y que es igual a otra que se comercializa bajo otra marca pero mucho más cara, a 84 euros.

Los clientes que buscan la mejor calidad al mejor precio y que ya probaron en su día la facial Cien, de Lidl, sondean ahora las tiendas de Mercadona en busca de la antiarrugas Sisbela.

La cadena encargó a la empresa Starhealthcare, con sede en Almería, la producción de esta crema, y la empezó a comercializar en sus establecimientos en 2016. Ahora sus ventas se han disparado tras conocerse que el fabricante elabora la misma antiedad bajo otro nombre y a un precio de 84 euros.

La versión cara de la facial se vende en perfumerías. La diferencia a la hora de pasar por caja es de 80 euros, a pesar de que el artículo es el mismo. Las ventas se han incrementado tanto que muchas tiendas “se han quedado desabastecidas”, confirman en la compañía.

Agotada

La crema se vende como un cosmético facial “regenerador y rejuvenecedor que atenúa las arrugas y los signos de la edad”. En la empresa reconocen que Sisbela ha tenido una gran demanda y, según explican, en algunos establecimientos siguen sin tener disponible la crema.

Añaden fuentes de la cadena valenciana que “se está trabajando para adecuar la producción a la demanda generada”, mucho más alta que lo que se había previsto en inicio. El beneficio es recíproco pues la propia empresa Star Heathcare disparó sus ventas tras empezar a fabricar para Mercadona.

En 2015 multiplicó por 20 su facturación, tras su entrada en la cadena valenciana. Además de la citada antiedad, Starhealthcare fabrica también las cremas solares de Mercadona.

Con la crema Cien de la cadena Lidl ocurrió algo parecido. La marca de supermercados multiplicó por 20 las ventas de esta hidratante después de que la OCU destacara su calidad-precio, por encima de otros cosméticos mucho más caros.

La crema de Lidl se vende a tres euros, frente a otros citados en el estudio, como la hidratante de La Mer, con un coste de 200 euros. Tras publicarse el estudio, en la mayoría de los establecimientos en España el producto se agotó en apenas 72 horas.